Carnes / Internacionales

Turquía pone interés en carne paraguaya

La apertura de más merca­dos para la carne paraguaya es una de las prioridades del sector cárnico en el país, actualmente se trabaja en las negociaciones con el mercado turco, el mismo se podría dar en unos 6 meses.

Frigorífico - carne vacuna | Foto: El Agro Paraguay.

Frigorífico – carne vacuna | Foto: El Agro Paraguay.

El Agro – Paraguay | Turquía tiene una pobla­ción de 80 millones. Su consumo de carne se du­plicó en los últimos años de 4.4 kg a 8,7 kg per cápita. Tiene una demanda insa­tisfecha de carne vacuna de al menos 300.000 ton/año lo que representa un poten­cial de USS 1.200 millones.

“Estuvimos viendo la po­sibilidad de dar apertura al mercado de Turquía para la carne paraguaya, hicimos el acercamiento con el Cónsul Honorario Mohamad Said Mannah. Turquía es un mercado árabe con la par­ticularidad que está en una zona de transición con Eu­ropa, se rigen muchas veces por los requisitos europeos para el ingreso de carne y como ya estamos presentes en la Unión Europea va a ser un poco más fácil el ingreso al mercado turco con carne paraguaya”, indicó Marcos Medina, viceministro de Ganadería.

Turquía seguirá ávido de carne y animales ya que posee una oferta doméstica que no alcanza a la deman­da. Este año el gobierno ha­bilitó a agencias estatales a importar carne desde la Unión Europea, pero eso no consiguió moderar el alza de precios del producto.

“Existe un interés por parte de ellos, Turquía es un mercado de 80 millones de personas con un consumo per cápita que se duplicó en los 7 últimos años y con una tendencia al crecimiento.

Hay un marcado interés en contar con proveedores confiables de carne y entre ellos se encuentra Paraguay por la calidad y competiti­vidad de precios”.

“Al ser un mercado ára­be la carne que llega hasta estos mercados tiene que pasar por el rito halal, lo que le da el valor agregado al producto que llega hasta ahí. Los mercados árabes son mercados intermedios en termino de precios, no son los que más pagan pero tampoco son los que menos pagan, sin descartar de que pueda abrirse un nicho im­portante en una cadena de restaurante o algún hotel”, sostuvo Medina.

Lapso de seis meses. Turquía necesita 1,3 millo­nes de toneladas de carne roja por año con un déficit aproximado de 300.000 to­neladas. El consumo per cá­pita de carne vacuna creció de 4,4 a 8,7 kilos en los úl­timos siete años a pesar del incremento en la demanda por carne aviar. “Normal­mente las negociaciones tienen un horizonte de 6 meses. Entre todas las idas y vueltas, en que los servi­cios veterinarios confirmen los protocolos sanitarios y que se concreten las rela­ciones comerciales, esta­ríamos hablando de unos 6 meses aproximadamente”, explicó el viceministro.

Rurales EL PAIS