Internacionales

Según la FAO, en Paraguay aún hay espacio para la expansión del agro

Contrariamente a Europa, donde los ganaderos viven momentos difíciles, en Pa­raguay la ganadería vacuna es muy rentable.

Con costes de producción muy escasa e impuestos muy bajos, la rentabilidad de las explotaciones es im­portante.

Sin embargo, los precios agrícolas internacionales se verán afectados por la des­aceleración de la demanda. Los valores internacionales de los productos agrícolas en general deberían dismi­nuir en los próximos años, debido a la demanda de la productividad y la desace­leración de los aumentos, según publica Valor Econó­mico de Brasil.

El primer factor es el au­mento de la volatilidad en el corto plazo, circunstancia que el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, considera mala para el pro­ductor y el consumidor.

Graziano señala que el cambio climático hizo que se expanda aún más esta volatilidad. “Incluso este año, que ha sido un buen año, tenemos la volatilidad de precios. Hay incertidum­bre hasta el final, porque no sabemos si la cosecha de Estados Unidos va a ser bue­na o mala, ya que no dejó de llover’’.

El otro componente es po­sitivo para el productor. Con el crecimiento del ingreso aumenta la demanda de proteínas, lo que multiplica la demanda de granos. ‘‘Pero los precios pueden caer un poco por el efecto del tercer componente, que es el ciclo económico’’, señaló.

GANADERÍA EXTENSIVA

Según la FAO, en este esce­nario, el Mercosur -liderado por Brasil- es el mayor pro­veedor de alimentos para satisfacer la demanda adi­cional de estos productos en el mundo en los próximos años. ‘‘El motor de creci­miento es el aumento de la productividad, no la frontera agrícola’’, dijo Graziano. Pero él ve algo de espacio para la expansión de las áreas de plantación en Brasil y Para­guay, debido a la ganadería extensiva. Como el ganado se vuelve más intenso, se pueden crear nuevas áreas agrícolas. ‘‘En las medidas de protección ambiental, en particular las que salen de la Convención sobre el Clima en París, se pusieron cada vez más fuertes barreras a la forma depredadora de pro­ducción tradicional’’, dijo.

CONTRAPARTIDA

Sin embargo, referentes del sector ganadero en Para­guay, indican que esta prác­tica (ganadería extensiva) se va dejando de lado en el país por no ser redituable.

“El crecimiento anual es satisfactorio en el sector, hay un crecimiento de casi el 10%, esto se está viviendo desde hace 5 años aproxi­madamente. Lastimosa­mente la infraestructura del Estado no está acompa­ñando, la inversión privada acompaña el crecimiento del sector, en algún mo­mento va a tener que brin­dar ese acompañamiento porque los volúmenes de producción están creciendo en la parte agrícola y pecua­ria.

El negocio ganadero evi­dentemente no deja de ser atractivo para todos los inversores, personas de otros rubros están querien­do invertir en la ganadería porque quizás es un negocio interesante para ellos”, ex­plicó José Costa de la ARP.

La cría paraguaya ha al­canzado un nivel de ex­celencia internacional, gracias a la calidad de sus principales productos de exportación: la carne y el cuero.

“La ganadería extensiva es la que se está dejando de realizar en los últimos años, esta ganadería se realizaba en grandes campos donde había un manejo de la ha­cienda, donde se tenía un porcentaje de producción bajo que hoy está cambian­do porque se está invirtien­do en pasturas y en apotre­ramiento de los campos, se están achicando las áreas de producción dándose con eso un mejor control y con resultados económicos más positivos en el país”, sen­tenció Costa.

www.elagro.com.py

Rurales EL PAIS