Internacionales

Repunte parcial de las cotizaciones del maíz en el mercado argentino

Los exportadores ofrecieron $ 980 por tonelada del cereal en Rosario, con mejoras que oscilaron de 10 a 30 pesos; en la Bolsa de Chicago las mejoras también fueron leves. 

Los precios del maíz argentino cerraron ayer con leves subas en el mercado disponible, donde algunos exportadores presionaron para obtener la mercadería necesaria para completar sus próximos embarques.

Por tonelada de maíz disponible para las terminales de San Lorenzo y de San Martín los compradores pagaron $ 980, con mejoras que oscilaron de 10 a 30 pesos, según el punto de entrega. Pese a la mejora, el valor del cereal quedó por debajo de la expectativa de los vendedores y del valor FAS teórico, que para la rueda de ayer fue relevado en $ 1027 por el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Respecto de las entregas diferidas a junio/julio, las propuestas de los exportadores fueron de 120 dólares por tonelada para Bahía Blanca, 2 dólares más que anteayer, y de 112 dólares para la zona de Rosario, un dólar por encima del valor vigente en la jornada anterior.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron entre 980 y 1150 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y septiembre del maíz aumentaron US$ 1,50 y 1, mientras que sus ajustes fueron de 113,50 y de 115,50 dólares por tonelada.

La Dirección de Mercados Agrícolas del Ministerio de Agricultura de la Nación informó ayer que entre el 30 de mayo y el 6 del actual los exportadores sumaron nuevas compras de maíz 2014/2015 por 254.400 toneladas, por debajo de las 331.000 toneladas adquiridas en la semana anterior. En total, en lo que va del ciclo comercial los negocios sumaron 9.309.600 toneladas, un 17,9% por encima del volumen comprado un año atrás.

El reporte muestra que hasta el 6 del actual se embarcaron 4.309.000 toneladas de maíz, un 72,4% más que lo despachado a igual fecha de 2014.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago volvieron a mostrar ayer ligeras subas para los precios del maíz. En efecto, los contratos julio y septiembre del cereal sumaron US$ 0,49 y 0,88, en tanto que sus ajustes resultaron de 142,61 y de 144,97 dólares por tonelada. Compras técnicas de los fondos de inversión (se encuentran con una posición sobrevendida) y la apreciación del euro frente al dólar (la relación pasó de 1,1210 a 1,1345) fueron los principales fundamentos alcistas de la rueda.

Desde el costado bajista, los factores que limitaron las subas del maíz ayer volvieron a ser el rápido avance de la siembra estadounidense, que ya progresó sobre el 75% del área apta, por encima del 57% promedio para la época de las últimas cuatro campañas, y la aparición de nuevos focos de gripe aviar. Sobre este último tema, ayer el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) informó que la enfermedad fue detectada en establecimientos de 16 Estados, con un total de 32 millones de aves afectadas y sacrificadas.

Leve mejora.

En el mercado doméstico de la soja, las fábricas y los exportadores volvieron a ofrecer en forma abierta 1870 y 1900 pesos por tonelada de la oleaginosa. Sin embargo, en operaciones puntuales y bajo condiciones específicas (volumen y plazos de entrega), los compradores mejoraron sus propuestas y llegaron a convalidar 1900 y 1920 pesos por tonelada, respectivamente.

Para Bahía Blanca y para Necochea, las mejoras fueron de $ 30, dado que los exportadores pagaron 1950 y 1930 pesos por tonelada de soja con entrega durante el presente mes.

Acerca de las descargas diferidas a junio/julio, el valor de la soja se mantuvo estable. Los interesados pagaron 220 dólares por tonelada para la zona de Rosario y para Bahía Blanca y 221 dólares para Necochea.

En el Matba, las posiciones mayo y julio de la soja subieron US$ 1,20 y 0,90, mientras que sus ajustes resultaron de 219,20 y de 224 dólares.

Tras las importantes bajas registradas anteayer luego de la publicación del informe mensual del USDA, donde el organismo proyectó la cosecha y las existencias finales estadounidenses de la soja 2015/2016 en 104,78 y en 13,61 millones de toneladas, respectivamente, los precios de la oleaginosa repuntaron en forma muy parcial. Al momento de fijar los ajustes, la Bolsa de Chicago mostró subas de US$ 0,64 y de 1,38 sobre los contratos julio y noviembre, cuyos valores de cierre fueron 351,73 y 343,37 dólares por tonelada.

Respecto del trigo, los exportadores volvieron a ofrecer ayer entre 950 y 970 pesos por tonelada de cereal condición cámara para la terminal de San Martín, sin cambios. El grano con ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína para Punta Alvear también se mantuvo estable, en 1200 pesos. En cuanto a la próxima campaña, y bajo las mismas condiciones de calidad, la demanda propuso 135 dólares por mercadería con entrega en Timbúes entre diciembre y enero.

En el Matba, la posición julio del trigo subió US$ 0,90 y cerró con un ajuste de 133,70 dólares, en tanto que el contrato enero bajó US$ 0,50 y terminó la rueda con un valor de 143,50 dólares por tonelada. La posición julio en Chicago y en Kansas subió US$ 0,37 y 0,64, en tanto que su ajuste fue de US$ 176,92 y de 187,21.

LA BCR ELEVÓ SU CÁLCULO SOBRE LA COSECHA DE SOJA

En su informe mensual de estimaciones agrícolas, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) elevó ayer de 59 a 59,6 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha argentina de soja 2014/2015. “Con el avance de la recolección sobre el 80% del área, en zona agrícola central los rindes llegan a superar el nivel medio de 40 quintales por hectárea, considerando soja de primera y de segunda. Este empujón se refleja en el rinde nacional promedio, que ahora se estima en 30,7 quintales, frente a los 30,5 qq del mes pasado”, dijo la entidad.

El dato dado por la BCR se aproximó a los 60 millones de toneladas previstos por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y se mantuvo por encima de los 58,5 millones estimados anteayer por el USDA.

Acerca del maíz, mantuvo su estimación en 25,7 millones de toneladas, a partir de un rinde promedio nacional de 76 quintales. “La inferior tecnología aplicada, por menor uso de fertilización, y por el lavado de nutrientes tras las fuertes lluvias, impusieron un techo al potencial productivo”, dijo la BCR.

Extraído: www.lanacion.com.ar

Rurales EL PAIS