Internacionales

Para la Bolsa de Rosario, el área sembrada con trigo en Argentina cayó un 28%

Se cubrieron 3,36 millones de hectáreas, contra los 4,66 millones de 2014

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó ayer de 3,50 a 3,36 millones de hectáreas su cálculo sobre la superficie sembrada con trigo en la campaña 2015/2016 y estiró hasta el 28% la pérdida de área del grano fino respecto de los 4,66 millones de hectáreas cubiertos en el ciclo anterior. “Los malos resultados económicos que se proyectan y la incertidumbre comercial en esta campaña fueron los factores de mayor peso a la hora de decidir la siembra de trigo, incluso a pesar de las notables ventajas agronómicas de funcionar como un cultivo de cobertura que facilita el control de malezas”, dijo la entidad en un informe especial sobre el cultivo.

Según el trabajo técnico de la BCR, el área destinada al trigo cayó de 2 a 1,57 millones de hectáreas en Buenos Aires; de 1,08 millones a 850.000 hectáreas en Córdoba; de 520.000 a 340.000 hectáreas en Santa Fe, y de 310.000 a 110.000 hectáreas en Entre Ríos, entre las principales provincias productoras del cereal. A esto su suma un retroceso próximo al 50% en las regiones NOA y NEA.

“El sudeste bonaerense, una zona triguera clave y de gran aporte al volumen de producción nacional, tuvo una recuperación de superficie importante el año pasado, cuando se sembraron unas 700.000 hectáreas. Sin embargo, este año, pese a que las condiciones de implantación fueron excelentes por las lluvias recibidas en julio, los problemas comerciales que afectan al cereal y los resultados económicos en los cultivos de verano limitaron la superficie, como así también la tecnología utilizada en su implantación”, advirtió la entidad.

Y respecto de las persistentes lluvias actuales, la BCR señaló que “en los últimos 13 días se acumularon unos 150 milímetros sobre los cuadros trigueros del este de Buenos Aires y complicaron también el sur de Santa Fe y parte de Entre Ríos. En suma, estarían afectadas unas 500.000 hectáreas del grano fino”. Y añadió que si las lluvias dan una tregua de 15 días, las pérdidas de superficie podrán quedar limitadas a los lotes de zonas bajas, “aunque la pérdida de nutrientes limitará el potencial de rinde. Además, con este panorama, se presenta un escenario muy propicio para el desarrollo de enfermedades”.

www.lanacion.com.ar

Rurales EL PAIS