Internacionales

Países del sur de Europa quieren impulsar el precio de la leche

Los ministros de Agricultura de España, Francia, Italia y Portugal propusieron este viernes medidas de intervención para impulsar el precio de la leche, cuya caída pone en dificultades a los ganaderos de la Unión Europea, según la agencia AFP.

Al término de una reunión en Madrid, la ministra española Isabel García Tejerina presentó las propuestas de los cuatro países de cara al consejo europeo extraordinario de Agricultura, convocado para el 7 de septiembre en Bruselas para dar respuesta a esta crisis mundial.

Piden que se eleve el precio de intervención a partir del cual los Estados pueden retirar del mercado leche desnatada en polvo para impedir que los precios bajen excesivamente.

“Sin bien entendemos que tiene que ser limitada en el tiempo, también creemos que es importante esta mejora (…) para dar una señal al mercado que ayude de manera determinante a la recuperación de precios”, explicó. Las cantidades retiradas se destinarían a “los más desfavorecidos dentro de la Unión Europea”, agregó.

Quieren también que la Comisión Europea, que gestiona la política agrícola común, autorice de nuevo el almacenamiento del queso en frigoríficos, también para evitar el desplome de precios.

Piden por último a Bruselas que aumente un 50% la cantidad de los anticipos de las ayudas a los productores para 2016, que podrán pagarse a partir de mediados de octubre.

Para el ministro francés, Stéphane Le Foll, que pidió la organización de la cumbre europea, el objetivo de reuniones preparatorias como ésta es alcanzar un consenso para que el 7 de septiembre se tomen decisiones, explican fuentes de su entorno.

El ministro francés, que ya se reunió con su homólogo irlandés, prevé encontrarse el lunes en Berlín con sus colegas alemán y polaco. Antes de la cumbre, habrá hablado o visto a todos los ministros de la UE.

En toda la Unión Europea, los ganaderos se quejan de la caída de los precios mundiales de la leche debido a la sobreproducción en el mundo.

La supresión en abril de las cuotas de producción europeas, en vigor desde hace más de 30 años, incitó a los ganaderos a producir más para ampliar mercado.

Pero coincidió con una caída de la demanda en China, principal mercado mundial. El embargo ruso a los productos agrícolas europeos -en respuesta a las sanciones decididas contra Rusia tras la anexión de Crimea- y la disminución del consumo de productos lácteos en Europa aumentaron la presión sobre los precios, subrayó la ministra portuguesa Assunçao Cristas.

Por ese motivo, los cuatro ministros también propusieron campañas de promoción de los productos lácteos dentro y fuera de Europa.

En los últimos meses, los agricultores se manifestaron desde Alemania hasta Gran Bretaña, pero fue en Francia donde sus protestas fueron más espectaculares.

Los productores franceses se manifestaron contras las importaciones derramando a veces las cargas de camiones procedentes de países vecinos. España protestó contra la pasividad de la policía francesa cuando sus vehículos eran atacados.

Rurales EL PAIS