Carnes / Empresas / Internacionales

Minerva aspira expandir el negocio en Argentina

América del Sur con nuevas posibilidades en mercado mundial.

Frigorífico Carrasco, faena de reses, foto Inés Guimaraens , Archivo El País, nd 20080215

Frigorífico Carrasco, faena de reses, foto Inés Guimaraens , Archivo El País, nd 20080215

El grupo Minerva Foods, el segundo mayor exportador de carne bovina de Brasil, se muestra optimista en cuanto a la competitividad de la carne brasileña y la de otros países donde la empresa mantiene presencia en América del Sur, por lo que anunció que no parará ninguna planta.

Según el presidente de la compañía, Fernando Galletti de Queiroz, en el marco de una teleconferencia con analistas dijo que el cambio desvalorizado frente al dólar viene siendo favorable para la carne de América del Sur, en un momento de fuerte reducción de la oferta en los grandes exportadores en los mercados, como es el caso de Estados Unidos y Australia.

“Existe una destacada reducción del rodeo de Estados Unidos y Australia y las chances de exportadores de América del Sur conquistaron los mercados de estos grandes jugadores”, dijo Queiroz.

El ejecutivo sostuvo que para 2016 “la tendencia sigue positiva”. La apertura de Arabia saudita para la carne bovina brasileña y la expectativa que genera la apertura de Estados Unidos, también colaboran con las perspectivas positivas que visualizan los frigoríficos brasileños este año.

Queiroz dijo que otros países de América del Sur donde la empresa tiene operaciones también están conquistando mercados.
El desequilibrio entre oferta y demanda por carne bovina en el mundo y la desvalorización de las monedas frente al dólar, les otorga un poder mayor de pesificación a los exportadores de América del Sur, sostuvo el presidente de Minerva.

La última compra del grupo fue el frigorífico colombiano Red Cárnica, el año pasado y ahora está interesada en expandir operaciones en Argentina. Queiroz sostiene que, gradualmente, Colombia se volverá un jugador mundial importante en el mercado de carne bovina y en el caso de Argentina, la empresa avala oportunidades de crecimiento. En este sentido, observa oportunidades de compra o arrendamiento de unidades productivas.

“Optamos por no estar anteriormente en Argentina por el ambiente político”, dijo Queiroz a los analistas en la teleconferencia. “Ahora la Argentina pasa a ser una oportunidad a estudiar”, aclaró el ejecutivo.

Por otro lado, sostuvo que la compañía no planea suspender la actividad en sus unidades de faena este año. “No avalamos reducir las actividades en ninguna operación de Minerva. Nos mantenemos estable”. Destacó Queiroz.

Ya focalizado en Brasil, el presidente de Minerva dijo que se está dando un cambio en los ciclos de la pecuaria durante este año, con una suba del precio de los granos que no está haciendo viables los confinamientos y lluvias que favorecen una mayor concentración de la producción de ganado sobre pasto.

Rurales EL PAIS