Carnes / Internacionales

Las exportaciones cárnicas colombianas siguen su inestabilidad

Disminuye la exportación de carne fresca, pero aumenta la de embutidos y se abren nuevos mercados.

Frigorifico  Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Con el panorama actual de la industria cárnica de Colombia, se podría decir que el negocio pasa por un momento ambiguo: por un lado, hay un factor positivo que es la intención del Gobierno de abrir nuevos mercados, pero, por otro, la producción nacional, el consumo y las exportaciones han caído, lo que evidencia que Colombia aún tiene mucho camino por recorrer.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) las exportaciones de carne bovina y embutidos sumaron US$50 millones en 2014 y registraron una variación negativa de 314% frente a 2013, cuando el total de las ventas externas representaron US$207 millones.

De hecho, en 2015 (enero – septiembre) las exportaciones sumaron US$22,6 millones presentando un decrecimiento de 45%, con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se alcanzaron ventas por US$41,8 millones.

Por su parte, las ventas externas de los embutidos han crecido en promedio 5% en los últimos años, pero estas influyen poco en resultado final, ya que tienen una participación ínfima en el grueso de las exportaciones: 0,07% fue la participación de la carne procesada en las ventas al exterior de 2014, lo que equivale a $68,5 millones.

Si bien lo anterior es una muestra de que el país está lejos de tener un protagonismo importante en el mercado internacional, todos los frentes involucrados están trabajando para mejorar la situación.

Precisamente el mes pasado el Ministerio de Comercio Industria y Turismo dio a través de un comunicado información que vislumbra que el mercado está por tomar un nuevo aire en las ventas al extranjero.

Como parte del Proyecto de Interés Nacional Estratégico (Pines), que busca la diversificación de las exportaciones colombianas y aumentar por ende las de carne bovina, el Gobierno logró que la Autoridad Sanitaria de Georgia (NFA por sus siglas en inglés) diera el aval al modelo certificado sanitario para la exportación de estos productos.

Según el documento esto aplica específicamente para los productos cárnicos, como los embutidos, y la carne deshuesada congelada que proviene de las plantas habilitadas de Frigosinú, Camaguey, Red Cárnica y Vijagual.

La ministra de Comercio Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, expresó que “este sin duda, es un logro de país que va en línea con nuestro plan de diversificar las exportaciones, para que en el 2018 las no minero-energéticas sumen US$30.000 millones”.

Georgia se sumaría a la lista de destinos para los productos cárnicos que produce el país que está compuesta por Rusia, Jordania, Curazao, Perú y Angola.

Además, se informó que otros países se encuentran en proceso de apertura de mercado y estos son: Argelia, Líbano, Libia, Egipto, Singapur, China, Chile, Estados Unidos, Canadá, Unión Europea, Indonesia, Hong Kong, Vietnam, Israel, Corea del Sur, Japón, Jamaica, México, Guatemala, República Dominicana, Panamá, Trinidad y Tobago y Congo.

Este Pines, en el cual participan los ministerios de Comercio, Industria y Turismo, de Agricultura, Salud y de Relaciones Exteriores, así como las Embajadas de Colombia y el sector privado, tiene como objetivo primordial aumentar la exportación de carne bovina a 2018 llegando a US$444 millones.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri, expresó en un comunicado de prensa que “con la conquista de los mercados internacionales, el beneficio no es solo para los agricultores o ganaderos, estamos buscando desarrollar el sector rural en general, generando nuevas oportunidades laborales, mejorando la competitividad e ingresos de los productores colombianos”.

El gerente general del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Luis Martínez, dijo en el documento que “este es un paso significativo en la admisibilidad de la carne colombiana al mundo, el ICA adelanta procesos de admisibilidad con países como: Estados Unidos, Canadá, Panamá, Guatemala, Indonesia, China, entre otros”.

Por lo pronto, Rusia se consolida como el mercado internacional más fuerte para Colombia. Las exportaciones a dicho país en 2011 (enero – agosto) sumaron US$554 mil, mientras que en 2015 registraron un aumento sustancial y ascendieron a US$5,8 millones, según el Fondo Nacional del Ganado. Según cifras de Fondo de Estabilización de Precios (FEP). Rusia compró 996 toneladas de carne roja deshuesada congelada por un valor de US$2,9 millones en el primer semestre del presente año.

Fuente: El Agro

Rurales EL PAIS