Internacionales

Importadores de carne de Israel recibieron duro revés de la Suprema Corte

Kosher

Los importadores israelíes de carne vacuna se llevaron un duro revés en la decisión de la Suprema Corte de Justicia hoy, que falló a favor del Gran Rabinato, aceptando los cambios pautados por éste para la conformación de los equipos kosher y la planta en la que trabajarán.

La Suprema Corte estableció en el dictamen de hoy que se aceptan los nuevos reglamentos del Gran Rabinato para los próximos cuatro meses y que luego se evaluará el accionar de los equipos y se verá la posibilidad de desandar el camino. Los importadores israelíes se reúnen en estas horas con sus abogados para evaluar los pasos a seguir tras este dictamen.

Esta decisión implica dejar en pie un aumento de los costos de los equipos, dado que se exige la presencia de una mayor cantidad de integrantes, además de la necesidad de que haya dos jefes de equipo, uno para cada uno de los rituales (ortodoxo y kosher). Además —y a lo que los equipos de rabinos más se oponen— se designa por sorteo la empresa a la que va a trabajar. El domingo había habido un dictamen favorable a los rabinos (en contra de la decisión del Gran Rabinato) desde el Ministerio de Trabajo, que dijo que el sorteo atentaba contra la libertad de elegir dónde trabajar. Este era uno de los argumentos manejados por los importadores que los hacía ser optimistas en cuanto a la resolución de la Corte Suprema, algo que finalmente no se dio.

Si la resolución de la Corte era favorable, los equipos iban a estar llegando a la región entre la semana que viene y la siguiente. Ahora se abre un compás de espera hasta tanto los equipos decidan si aceptan temporalmente las nuevas reglas del Gran Rabinato hasta agosto, tal como dictaminó la Corte, o si se llevan adelante nuevas instancias para intentar revertir la decisión.

Los equipos kosher deberían haber arribado a la región entre fines de abril y principios de mayo, pero debido a este conflicto los importadores decidieron posponer el regreso. Por el momento, los stocks de carne en Israel serían lo suficientemente abultados como para que el abastecimiento sea normal por algunos meses más.

Fuente: tardaguila.com.uy

Rurales EL PAIS