Internacionales

Fertilizar vale la pena, aun en este contexto

El experto Fernando García explicó por qué conviene hacerlo, en maíz y en soja, a pesar de la baja en el precio de los granos, y para sostener la rentabilidad.

Cuando los costos productivos de los cultivos se incrementan, los productores comienzan a ajustar sus gastos en insumos, entre otros rubros. Y una de las variables en las que recortan es en los fertilizantes. En este contexto, Fertilizar, la asociación que representa a las principales empresas de nutrición de cultivos del país, analizó la cuestión a fondo.

Según el experto Fernando García, actualmente las relaciones de precios para soja y maíz , considerando los precios de la urea (nitrógeno), el fosfato monoamónico (fósforo) y el sulfato de calcio (azufre), se encuentran “levemente” por encima del promedio histórico de las últimas quince campañas. Pero, a pesar de esto, dijo que aun siguen siendo favorables para la aplicación de fertilizante.

Así, García mostró datos para planteos puntuales y brindó un consejo de manejo clave. En el caso del maíz, explicó que, “considerando una eficiencia de absorción de nitrógeno de 12 kilos de maíz por kilo de nutriente, y con los precios actuales que tienen el maíz y la urea, en el sur de Córdoba esa eficiencia se cubre con dosis de 50 kilos de nitrógeno por hectárea”, para casos promedio.

En cambio, para el caso de la soja, el experto dice que, para la zona núcleo, “aplicando 75 kilos de fosfato monoamónico (FMA) se pueden esperar respuestas promedio de rendimiento de 300 a 350 kilos en ambientes de baja a media disponibilidad de fósforo. Y, de acuerdo a los precios actuales del grano y el fertilizante, ésto considerando una relación de 2,4 kilos de soja por kilo de nutriente”, señala.

En base a estos datos, García concluyó: “Para hacer un manejo eficiente y ajustado es clave hacer un diagnóstico de la calidad del ambiente en que se sembrará el cultivo. De esa forma habrá una idea clara de la dosis respuesta del sitio y, según el potencial del cultivo, se puede determinar la factibilidad de la aplicación”.

A su turno, Jorge Bassi, presidente de la entidad anfitriona, habló de un proyecto de ley en el que Fertilizar y otras instituciones vienen trabajando desde hace mucho tiempo. Se trata de la Ley de Mejoras de Suelos Agropecuarios, que se está tratando en el Congreso, y que prevé brindar beneficios impositivos a los productores que realicen un manejo sustentable, entre otras cosas.

Bassi indicó que, para que la ley se aplique efectivamente, deberá hacerse un control periódico de determinados indicadores de fertilidad de los suelos, por medio del envío de muestras de suelo al INTA, organismo que llevaría la base de datos de los indicadores. El ejecutivo dijo que espera que la ley, en definitiva, ayude a mantener la fertilidad de los suelos, aumentar el rinde de los cultivos y evite el avance de la agricultura sobre suelos no aptos para la actividad.

Fuente: Clarín.

Rurales EL PAIS