Carnes / Internacionales

Faena argentina de vacunos creció 7% en los primeros siete meses de 2017

Se sacrificaron 7,1 millones de cabezas entre enero y julio de este año, un 7% más.

Carne vacuna en frigorífico.

Clarín – Argentina | El negocio de la carne en Argentina sigue mostrando signos alentadores. En los primeros siete meses del 2017 se faenaron 7,1 millones de animales en las plantas frigoríficas. La cifra es un 7% mayor a la que se había logrado en el mismo período del año pasado, de acuerdo a un informe del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC.

El volumen alcanzado es importante, porque la cadena de la carne viene de años muy difíciles, pero todavía está lejos del potencial que tiene el sector. “Este nivel es un 3,6% inferior al promedio de la última década, pero debe destacarse que ello está fuertemente condicionado por el deterioro experimentado en los últimos años. En relación a los registros de mediados de la década del 2000 (8 millones de cabezas en promedio), el total sacrificado está aún un 11% por debajo”, advierte Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC.

En el último mes medido (julio de 2017), la faena de bovinos alcanzó 1,06 millones de cabezas, un volumen que es casi un 4% superior al mes anterior. Es el promedio más elevado en lo que va del año.

Si la foto estadística que se mira es la del último año (es decir, desde agosto de 2016 hasta julio de 2017), la cantidad de animales sacrificados superó ligeramente los 12,2 millones de cabezas. Este número está 5% por encima de igual período del ciclo anterior (los mismos meses de 2015 y 2016). “Todo indicaría que el ejercicio 2017 cerrará con una faena de ese orden y similar a la de 2015¨, adelantó Ravettino.

En julio de este año, la proporción de hembras en el total sacrificado fue del 42,3%. Es una cifra que todavía es alta aunque está por debajo de los registros de los dos últimos meses, como consecuencia de que ha terminado el proceso de depuración de los planteles de vacas, habitual en los meses de invierno. “Será preciso monitorear si esta tendencia se sostiene en el tiempo, para ver si toma nuevamente impulso la recomposición del rodeo bovino que se interrumpió en los últimos meses”, advirtió Ravettino.

La producción de carne acumulada entre enero y julio de 2017 se estima en alrededor de 1,6 millones de toneladas peso gancho y también es un 5% superior a igual lapso del año pasado. “El crecimiento de la oferta, en parte se ha volcado al mercado local, por lo que a julio de este año se ha registrado un consumo de carnes bovinas per cápita cercano a los 57 kilos anuales por habitante. Es un 3% superior al de 2016”, concluyó Ravettino

Rurales EL PAIS