Carnes / Internacionales

En Argentina sigue sin repuntar la actividad de la industria frigorífica y el consumo

Según un informe, el mes pasado las empresas del sector acumularon 10 meses consecutivos de contracción

Frigorífico - carne vacuna | Foto: El Agro Paraguay.

Frigorífico – carne vacuna | Foto: El Agro Paraguay.

La Nación – GDA | La actividad de la industria frigorífica y el consumo de carne vacuna siguen en caída.

Según un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), difundido hoy, en julio pasado la industria frigorífica cumplió 10 meses seguidos de contracción con respecto al mismo mes del año pasado. En rigor, en medio de un proceso de retención de vientres en el campo para aumentar el stock, el nivel de faena se encuentra entre los más bajos de un registro de los últimos 37 años.

“La faena mensual fue de 934 mil cabezas y resultó 1,3% menor a la del mes anterior y 9,2% inferior a la de julio de 2015”, indicó la entidad.

En este contexto, más allá de la situación de julio pasado, si se observa el período enero-julio de 2016 se faenó un total de casi 6,63 millones de vacunos, lo cual demuestra una baja actividad. “La faena de enero-julio de 2016 experimentó una retracción de 7,4% interanual; se ubicó en el puesto 34º de los últimos 37 años”, precisó el informe.

Para Ciccra, la producción de carne, con 1,497 millones de toneladas res con hueso, cayó 9,4% en lo que va del año. “Casi la totalidad de la disminución se debió a la menor cantidad de animales faenados, producto principalmente de la retención de hembras en el campo. Entre enero-julio de 2015 y enero-julio de 2016 se produjeron 108,3 mil toneladas res con hueso menos”, explicó.

En tanto, según Ciccra, entre enero y julio de este año el consumo por habitante de carne vacuna registró una disminución interanual del 7,8% y quedó en 55,2 kilos por habitante. De esta manera, el consumo de carne vacuna continúa sin recuperarse, tal como esta entidad ya advirtió en otros informes. El peor antecedente a esta marca en el consumo se dio en el período enero-julio de 2011, cuando el consumo de carne vacuna se ubicó en 53,4 kilos por habitante/año.

De acuerdo al relevamiento, en julio último el valor promedio de la carne vacuna en el mostrador aumentó “sólo” 0,4% mensual, si bien en términos interanuales ya registró un alza de 46,9 por ciento. En tanto, en el mes pasado el precio de la hacienda en pie subió otro 5,5% con relación al mes anterior y, para Ciccra, “llegó a un nuevo máximo histórico (nominal) de $ 24,94 por kilo vivo”.

Rurales EL PAIS