Internacionales

En Argentina la lluvia superó la capacidad de absorción de los suelos

En algunas zonas del norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe se acumularon más de 200 milímetros en solo tres días.

Un informe elaborado por la cátedra de Cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) advierte que las lluvias excesivas caíadas en las últimas semanas ya superaron ampliamente la capacidad de absorción de los suelos en gran parte del noreste de la provincia de Buenos Aires, y ésta podría ser una de las causas de las inundaciones que se están produciendo en zonas urbanas, además de las rurales. Las últimas precipitaciones también estarían complicando la situación en otras regiones como la Mesopotamia y el Litoral del país.

Hasta fines de julio la situación de agua del suelo mostraba un buen contenido en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, algunas zonas de Entre Ríos y marginalmente el sudeste de Córdoba. Este era el estado previo a la ocurrencia de las abundantes precipitaciones que se vienen registrando desde la semana pasada.

En el transcurso de agosto se desarrollaron las mayores lluvias sobre la región centro y este del país, abarcando principalmente gran parte de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, este de Córdoba y sur de Entre Ríos. “En muchas estaciones meteorológicas de esta región se superó sólo en los primeros diez días del mes el valor normal de la precipitación acumulada para todo agosto. Y en estaciones como Dolores, Las Flores, Marcos Juárez, Ezeiza y Rosario se superó ese valor en dos días, con las precipitaciones del 9 y 10 de agosto”, sostiene el informe elaborado por las profesoras e investigadoras de la Fauba Liliana Spescha, María Elena Fernández Long y Adela Veliz.

Estas lluvias excesivas lluvias han superado ampliamente la capacidad de absorción de los suelos en gran parte del noreste de la provincia de Buenos Aires.

En los mapas de agua de suelo pueden apreciarse las zonas en términos de balance hídrico, donde los aportes pluviales generaron importantes excesos que superan vastamente en extensión a la que puede llamarse la zona crítica, es decir, el noreste de Buenos Aires. Como consecuencia, numerosas localidades presentaron anegamientos de los suelos y desbordes de ríos.

Según la información que brindan los mapas de agua elaborados por la Fauba, durante los primeros 10 días de agosto llaman la atención los excesos hídricos acumulados que generaron inundaciones de gran envergadura y que afectaron especialmente a las áreas urbanas. En algunas zonas se alcanzaron 200 mm de agua acumulada en sólo 10 días, que equivalen a un volumen de 200 litros por metro cuadrado.

www.clarin.com

Rurales EL PAIS