Internacionales

Demanda china activa, pero sigue intensión de ajuste

Los bróker que operan con el mercado chino siguen marcando semana a semana la brecha entre los valores que pretende la industria uruguaya y los nuevos bids que están pasando los importadores chinos. “La demanda sigue activa y más ahora que se estabilizó el tipo de cambio”, aseguró un trader.

Por el shink & shank los frigoríficos pretenden unos US$ 5.600 CIF la tonelada, pero la semana pasada hubo cierres desde Argentina y Brasil a unos US$ 5.100 CIF. Si bien en el primer caso la industria cuenta con un volumen reducido para colocar en la potencia asiática, se está apreciando una mayor oferta de carne brasileña a ese destino, coincidieron las fuentes.

En el caso del delantero, los bids de los importadores chinos llegan como máximo a US$ 3.950 CIF, mientras que de Uruguay se aspira a US$ 4.100­4.200 CIF. “La industria no tiene presión para vender por la merma de la actividad y sabe que el mercado chino es muy variado, por lo que opta por esperar para obtener esos precios”, explicó un bróker.

Fuente: Faxcarne.

Rurales EL PAIS