Internacionales

Consumo histórico de soja no impide que haya exceso de oferta en el mercado

Los agricultores de soja producirán por cuarto año consecutivo más soja de la que el mundo demanda. La producción es de tal magnitud que ha doblado su tamaño en tan sólo 6 años, es decir, en 2009 se produjo la mitad de soja de la que se va a producir en este 2015.

Los agricultores estadounidenses, que son los mayores productores y exportadores, acabarán de sembrar la superficie más grande de la historia durante el próximo mes, a la vez que Brasil y Argentina plantan una tercera cosecha récord. Para alcanzar este nivel, los productores estadounidenses han prescindido de tierras para cultivar maíz, cuyo cultivo es más caro, con la idea de sustituirlo por la soja, que ofrecerá mejores rendimientos, a pesar de que los precios han caído un 34% este año.

Las existencias mundiales podrían aumentar un 5,8% hasta 95 millones de toneladas antes de que comience la cosecha 2016, según mostró una encuesta de Bloomberg. Menos de tres años después de que una sequía en EEUU llevara los precios a un máximo histórico, el aumento de la producción superó a una demanda también de récord. La soja es utilizado principalmente como alimento para animales, la caída del precio este año es una bendición para los ganaderos de cerdos en China, el principal importador.

“No es difícil imaginar que las existencias mundiales superen los 100 millones de toneladas”, dijo Steve Nicholson, vicepresidente de investigación de alimentos y agricultura de Rabo AgriFinance.

El Departamento de Agricultura de los EEUU dará sus primeros pronósticos de producción y demanda mundiales el martes y también actualizará las predicciones nacionales de febrero. Según la encuesta de Bloomberg, los operadores prevén que las existencias previas a la cosecha 2016 llegarán al nivel más alto en nueve años hasta los 446 millones de bushels, mientras que al 31 de agosto se pronosticaban 362 millones.

Los futuros de soja cayeron, tocando el nivel más bajo en cuatro años en octubre del años pasado después que los productores estadounidenses cosecharan un récord de 3.970 millones de bushels (108 millones de toneladas) el año pasado, un 18% más que en 2013. El viernes los precios cerraron a 9,7625 dólares el bushel en los mercados de futuros de Chicago.

Mejora la demanda.

No todos los indicadores son bajistas, en parte porque la demanda mundial es récord desde hace siete años consecutivos. Las ventas estadounidenses de exportación de soja para entrega el 1 de septiembre se dispararon un 11% respecto al mismo mes año anterior, mientras que las ventas de harina de soja crecieron 13%.

El aumento de la demanda china contribuyó a hacer que la soja tuviera un mejor comportamiento que el maíz y el trigo este año, en parte porque los agricultores estadounidenses fueron reacios a vender, dijo Bruce Weber, director de productos y exportaciones de soja de CHS de Inver Grove Heights, Minnesota, la mayor cooperativa de propiedad de agricultores.

Hay indicios de que los compradores están buscando alternativas más baratas, en especial de América del Sur. Se calcula que allí la producción total llegará a un récord de 166,4 millones de toneladas, un 7,4% más que el año pasado y 44% más que en la campaña 2011-2012. El departamento podría elevar su cálculo a 170 millones de toneladas después de que las lluvias mejorasen las cosechas en Brasil y Argentina, los mayores productores después de EEUU, dijo Pedro Dejneka, socio gerente de AGR Brasil, división de AgResource de Chicago.

Extraído de: www.eleconomista.es

Rurales EL PAIS