Internacionales

Complejo arrocero argentino está jaqueado

Uruguay acuerda políticas de exportación de arroz y Argentina pierde fuentes de trabajo
Aproximadamente 233.000 trabajadores directos emplea el sector de arroz en la cadena entre agricultura e industria. La mayoría de los molinos se declaran sin cotización debido que bajó cerca de la mitad del ritmo de exportación.

La industria de arroz está en alerta porque se ha reducido la exportación casi a la mitad en lo que va del 2014/15 por lo que los molinos arroceros están frenados. El agresivo plan de apoyo diplomático de Uruguay deja a Argentina sin programa y peligra los puestos de trabajo de la molinería como la producción de arroz.

Las políticas del gobierno de Uruguay es estimular la venta de arroz cáscara y elaborado, para cuidar las fuentes de trabajo. El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez negocia con Venezuela, el resto de las operaciones son de privados. Uruguay concretó 10 barcos, mientras que Argentina cerró uno en el primer semestre del año. El gobierno de Argentina debe empezar a preocuparse ya que el riesgo no obedece a una crisis mundial de precios bajistas en todos los commodities, o porque al país vecino (Uruguay) ha concretado los siguientes negocios/acuerdos es porque las economías regionales están en recesión, según se escuchó decir varias veces a productores que iban a protestar al costado de las rutas.

La situación empezó a empeorar después que cerró la cosecha en mayo. Entre los referentes de las principales industrias arroceras proyectan una caída del 11% (25.660 has) del área arrocera total para la siguiente campaña 2015/16. De concretarse, tendría la menor área de siembra a nivel nacional desde la campaña 2008/09. La Cámara de Industriales Arroceros de Entre Ríos (CIAER) el 1 de julio, le escribió al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri una solicitada para que tratase “la situación del sector arrocero provincial, que atraviesa “los peores momentos de esta última década”, así se refirió CIAER. La entidad le pidió una audiencia urgente para analizar la dramática situación para ayudar a paliar la coyuntura. Los temas que le plantearon desde el ámbito provincial era evitar que en el mes de julio, “no quede más del 50% de la mano de obra empleada sin trabajo”. Su intención, “quedó como precedente”, dijeron. Sin embargo Urribarri aún no contestó a sus pedidos. A consideración remarcaron que la industria no sólo está imposibilitada “de repasar aumentos según paritarias recientes, si no de sostener el pleno empleo”.

Desde el sector industrial quieren evitar la pérdida en las fuentes de trabajo: “Es nuestro mayor anhelo seguir siendo un generador importante de actividad económica”, remarcó CIAER. La capacidad industrial instalada en Argentina creció 200.000 toneladas más que el 2014 alcanzando a nivel nacional que oscilan las 2.740.000 toneladas, Entre Ríos representa el (62 %), Corrientes el (21 %), Santa Fe y Chaco el (15 %). Aunque (86%) de la molienda se realiza en Entre Ríos, seguido por Santa Fe con el (11%). Vale destacar que la capacidad requerida 1.500.000, es decir que Argentina está por encima del número de proyección de crecimiento denominada capacidad ociosa 1.230.000 toneladas.

Las industrias de arroz de mercado externo se encuentran frenadas. Por lo tanto peligran cerca de 2.873 empleos directos ya que se emplea en promedio 1 persona cada 466 ton de arroz base cáscara”, según el promedio de la campaña 2013/14 de toneladas cosechadas 1.340.000 que el sector genera. A su vez, para la producción agropecuaria del arroz, en todo su proceso, se emplea en promedio 1 persona por hectárea, en Argentina se sembraron 230.655 ha en 2014, es decir 230.655 empleos directos.

El 35 % de la producción nacional, es de consumo interno, en donde las empresas de renombre más conocidas son Molinos Río de la Planta (con la marca Gallo) y Adecoagro (Arroz Ala), abastecen la plaza interna. Si bien año a año, la tendencia no cambia, el argentino se mantiene per cápita en unas 6,5 kg aprox. y tiene como “preferencia el arroz largo fino con el mayor consumo 68%, seguido el tipo de arroz parboiled (el que no se pasa ni se pega) con el 21,1% (es un proceso industria pre-cocido), largo ancho 7,2 %, el arroz integral 2, 6 %, prelisto 0,8 % y los arroces de especialidades 0,2 %”, indica CIAER

Por su parte, la mayoría de los molinos se declaran sin cotización debido al bajo ritmo de exportación, en Corrientes y Santa Fe. Los promedios corresponden sólo a Entre Ríos: Arroz LF $1.834, Cáscara $541, afrecho $908 y quebrado $2.419. Cuya caída del precio de arroz cáscara del 20% y 28% (en pesos y US$) relativo a junio 2014. También “la actualización de los datos comerciales del Sistema informático María (SIM) indica que mayo ha sido el peor mes en términos de exportaciones de arroz en los últimos 5 años”. La actividad industrial se ha reducido casi a la mitad en lo que va del 2014/15 relativo al 2013/1.

(Fuente: portal: rutadelarroz.com).

Rurales EL PAIS