Clima / Internacionales

Clima: en el ciclo 2015/2016 habrá que tomar “decisiones rápidas”

El doctor Pablo Mercuri, actualmente uno de los mejores expertos en clima del país, sin restarle importancia a fenómenos que se han pronosticado a causa del desarrollo de un Niño de intensidad fuerte, se aparta de lo que define “una llamativa inclinación a hacer catastrófico el anuncio de este evento”.

Foto: Agroverdad

Foto: Agroverdad

“Sin pretender minimizar la importancia de estar informados y de aplicar el principio precautorio que nos exige informar para favorecer medidas preventivas ante los riesgos hídricos, se observa una llamativa inclinación a hacer catastrófico el anuncio de este evento. Y estamos en peligro de caer en el refrán de la fábula del Pastor mentiroso y el Lobo, que, aplicándola, sería “en boca del exagerado, lo cierto se hace dudoso””.

En ese contexto, trazó sus propias estimaciones de evolución del clima en la campaña que ha comenzado a transitarse, 2015/2016, poniendo las cosas en su justa dimensión.

El doctor Pablo Mercuri, Director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, del cual depende el Instituto de Clima y Agua. fue disertante en Jornadas del Ciclo 2015 que en Córdoba realizamos Agroverdad, La Voz del Interior y la Bolsa de Cereales.

Ciclo de decisiones rápidas.

Especificamente para el sector agropecuario, señaló que “habrá que practicar la paciencia dado que en estos años tienden a prevalecen patrones agrometeorológicos de persistente nubosidad, humedad ambiente alta y acortamiento de los días entre lluvias. “Son años de decisiones rápidas” dice un reconocido extensionista del INTA, dadas las cortas ventanas de tiempo útil para el trabajo agrícola”.

“Asimismo –agregó-, podemos maximizar muchas estrategias agronómicas, de alta producción en lotes altos que se beneficiarían de buenas lluvias, y esquemas prudentes en lotes bajos o áreas vulnerables, atentos a los riesgos que los años llovedores presentan en esos sitios”.

El Niño, en esta Primavera.
Más adelante, el Dr. Mercuri expone:

El evento El Niño en evolución durante la primavera 2015 en el hemisferio sur, es fuerte en intensidad y seguramente comience a declinar en el verano – otoño del 2016.

Normalmente en un año El Niño para el trimestre Octubre-Noviembre-Diciembre, se producen sobre nuestros territorios lluvias por encima de lo normal, en un gradiente de este a oeste, empezando por el sur de Brasil, Uruguay, el Litoral y centro y este de la región pampeana y el este de Chaco y Formosa.

Áreas productivas del centro y oeste de Córdoba podría beneficiarse con buenas lluvias, y algunas de ellas ya al inicio de campaña.

La referencia conceptual es a otros años con eventos de igual magnitud, como en el año 1982 y en 1997, cuando este forzante oceánico generó lluvias excesivas y desbordes en áreas de la Cuenca del Plata: Cuencas del Paraná, Uruguay y Paraguay. Este año por ahora es un escenario probable, dado que a fin de septiembre aún no se observan crecidas.

Pero también podría generar excesos y anegamientos en zonas bajas, vulnerables, en suelos con limitaciones de drenaje. Es un año para aprender la gestión del riesgo hídrico en la planificación y la toma de decisiones de manera prudente y previsora.

Por eso, no olvidar considerar siempre cual es la situación antecedente. Considerar el balance del agua en el perfil del suelo superficial y en profundidad, si está saturado o no. No dejar de revisar la dinámica de la napa, si está cercana a la superficie. Y estos indicadores de vulnerabilidad hídrica siempre ponderarlos con lo que está ocurriendo en nuestra zona.

www.agroverdad.com.ar

Rurales EL PAIS