Internacionales

Brasil quedó habilitado para exportar vacunos en pie a Turquía

La ganadería brasileña, por primera vez, podrá exportar vacunos en pie a Turquía, según confirmó el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) esta semana.

El servicio sanitario turco le abrió el mercado a los brasileños para vacunos en pie con destino a engorde, lo que suma un abastecedor más a ese mercado —mucho más cuando se trata del porte de Brasil— que dará una fuerte competencia a los países que ya están vendiendo.

El MAPA confirmó que el Certificado Zoosanitario Internacional con el servicio turco ya está negociado y el mercado quedó operativo.

El año pasado Turquía importó cerca de 50.000 cabezas bovinas en pie y entre los principales socios son Austria, Hungría, Estados Unidos y Alemania. Aunque pasó muchos meses sin comprar, desde Sudamérica, en los últimos años, Uruguay se convirtió en un fuerte abastecedor de ganado para engorde y faena en destino, principalmente cuando se trata de terneros livianos enteros.

Las importaciones turcas, al igual que las que realizan otros países árabes, le otorgan un gran dinamismo a la ganadería uruguaya, convirtiéndose en una válvula de escape que ayuda a mantener los precios de las categorías de reposición.

En caso de Brasil, también es un fuerte exportador de ganado en pie. El año pasado colocó 646,7 mil vacunos en pie, generando una facturación de US$ 675 millones.

Del volumen total colocado por Brasil en 2014, el 79% (unas 510,8 mil cabezas) tuvieron por destino Venezuela; 12% para Líbano; 4% para Jordania y 3,5% para Egipto.

Salvo Venezuela, destino para el que también está habilitado, todos son mercados hacia los que habitualmente también se vuelcan vacunos en pie uruguayo y donde el ganado brasileño está compitiendo fuerte. No es la primera vez que las empresas exportadoras uruguayas pierden mercado porque sus pares brasileñas salen a vender más barato  y encima, manejando volúmenes altos.

 

Rurales EL PAIS