Internacionales

Brasil espera cubrir el 10 % de las importaciones estadounidense de carne

Sao Paulo, 1 jul (EFE).- Los exportadores de carne de Brasil celebraron la reapertura del mercado de Estados Unidos y esperan cubrir en los próximos años un 10 % de las importaciones estadounidenses, informaron hoy fuentes del sector.

Después de la reapertura de ese mercado, anunciada con motivo de la visita que realiza la presidenta, Dilma Rousseff, a Estados Unidos, Brasil comenzará con una cuota exportadora de 64.000 toneladas anuales de carne fresca que empezará a embarcarse en septiembre.

Sin embargo, para la Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne (ABIEC), que agrupa 27 empresas que copan el 92 % de las ventas al exterior, para los “próximos años” el país espera una cuota de 100.000 toneladas, más del 10 % de las importaciones estadounidense.

En 2014, apuntó la ABIEC, Estados Unidos importó 957.000 toneladas de carne, la mayor parte procedente de Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

El martes, el presidente estadounidense, Barack Obama, y Rousseff sellaron en Washington diversos acuerdos destinados a ampliar el comercio bilateral, permitir la importación en Estados Unidos de carne fresca de vacuno brasileña y ampliar el uso de fuentes renovables en su producción de energía.

Así, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos enmendará sus reglas para permitir “la importación de carne fresca de res en condiciones específicas que mitigan el riesgo de fiebre aftosa”, según un comunicado del Gobierno estadounidense.

El acuerdo se da después de quince años de negociaciones para la reapertura de ese mercado para el producto brasileño.

El presidente de la ABIEC, Antônio Jorge Camardelli, señaló que esa reapertura le permitirá a Brasil negociar con otros países de Norte y Centroamérica.

“Diversos países usan el sistema estadounidense como referencia para negociaciones internacionales y pueden cambiar su visión con respecto a nuestro producto. Esto será un factor importante también para las negociaciones con Japón, que todavía mantiene el embargo a la carne brasileña”, apuntó Camardelli.

La apertura de ese mercado, además, servirá equilibrar en el consumo interno la falta que a veces se produce de cortes delanteros de la carne bovina, utilizados en la fabricación de hamburguesas, y que no serán exportados a Estados Unidos.

Con el anuncio, fueron habilitadas unidades de corte en trece estados brasileños (Bahía, Espírito Santo, Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Paraná, Río Grande do Sul, Río de Janeiro, Rondonia, Sao Paulo, Sergipe y Tocantins) y del Distrito Federal de Brasilia.

En la actualidad, Brasil exporta 22.000 toneladas de carne industrializada a Estados Unidos, con una facturación de 231 millones de dólares.

Además de Estados Unidos, este año reabrieron sus mercados a la carne fresca brasileña países como Irak, Sudáfrica y China, mientras que se adelantan negociaciones con Arabia Saudí y Japón.

“Estados Unidos y China eran nuestras prioridades estratégicas en 2015”, subrayó Camardelli. EFE

 

 

Rurales EL PAIS