Internacionales

Argentina: pronostican invierno menos frío y alta probabilidad del Niño para la gruesa

 

Lo adelantó José Luis Aiello, especialista en meteorología de la bolsa rosarina.

 

Las perspectivas climáticas para los cultivos invernales anticipan que el clima será menos frío que lo habitual en lo que queda del otoño y durante el invierno, aunque es probable que se den pulsos fríos que hagan descender la temperatura, con riesgo de heladas en la zona núcleo. Para la primavera se anticipa la llegada de un fenómeno de El Ñiño de baja intensidad, que volvería a empujar los rendimientos de la soja y el maíz.

En el corto plazo, el clima seguiría estable. “Las próximas semanas van a seguir sin oferta de agua, prácticamente, lo que implica que no habrá dificultades para levantar lo que resta de la cosecha de soja y maíz”, aseguró José Luis Aiello, director científico de la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que está cumpliendo su décimo aniversario.

La otra buena noticia es que en los perfiles hay muy buenas reservas de humedad, lo que va a permitir arrancar con muy buenas condiciones la siembra de los lotes de trigo y otros cultivos invernales. “Los indicadores nos están diciendo que el período invernal va a ser con temperaturas moderadas, sin frío intenso, pero con irrupciones de pulsos fríos”, advirtió Aiello.

El referente en agrometeorología explicó que suele ser más evidente pronosticar lo que va a suceder en la cosecha gruesa que lo que se espera para el otoño y el invierno. “Es que en la cosecha gruesa el fenómeno de El Niño, en el Océano Pacífico, es una fuerte señal de lo que puede pasar con el clima en esta región, que no tienen otras zonas”, recordó.

Aiello contó que los modelos climáticos están señalando que hay casi un 80% de probabilidad de que se vuelve a instalar un Niño de intensidad débil. “Lo que implica que la oferta de agua sobre el sudeste sudamericano, y en particular sobre la zona núcleo maicera y sojera de la Argentina, va a ser buena. Aunque también habrá que seguir los factores regionales”, indicó.

Este fenómeno volvería a generar las condiciones para lograr una nueva cosecha importante de granos gruesos. Pero el especialista de la bolsa rosarina también avisó que durante la primavera, el verano y el otoño los fenómenos convectivos, que descargan mucha agua y que pueden generar excesos muy significativos -como sucedió esta última campaña- van a ser “moneda corriente” por la inestabilidad que hay en el escenario meteorológico por las tendencias de cambio climático.

 

www.clarin.com

Rurales EL PAIS