Internacionales

Argentina: la Rural dice que el campo atraviesa la peor crisis de la década

La entidad sostuvo que la inflación, las restricciones a las exportaciones, los controles de precios y la presión impositiva fueron algunas de las medidas del Gobierno que más perjudicaron a todo el interior del país.

La Sociedad Rural Argentina afirmó que el campo está atravesando la peor crisis económica desde 2001. “Las erróneas políticas durante los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner fueron la principal causa de esta realidad: inflación, restricciones a las exportaciones, controles de precios, presión impositiva asfixiante fueron algunas de las medidas que más perjudicaron a todo el interior del país”.

Asimismo, la entidad criticó duramente la cadena nacional que realizó la mandataria. “Las palabras de ayer fueron una provocación y una burla para los 16.000 ganaderos y los 18.000 trabajadores de la carne que se quedaron en la calle como consecuencia de la política agropecuaria destructiva que este gobierno llevó adelante”, aseguró la entidad en un comunicado.

En concreto, la entidad resaltó los problemas de cada actividad y “los resultados son alarmantes”.

Por ejemplo, la producción de carne vacuna cayó 17%, en 2014%, con respecto a 2007. “Hoy tenemos 10% menos de cabezas de ganado. En diciembre de 2007, el consumo de carne era de 70 kilos per cápita, y en 2014 bajó a 60 kilos. En ese mismo período, las exportaciones cayeron un 63%”, resaltó.

En granos, según la Rural, desde 2007 a 2014, el crecimiento promedio anual de la producción de granos ni siquiera llegó al 1%. Fue de 0,8%. De 1991 a 2007, el crecimiento promedio interanual había sido de 5,6%.

En el sector de lácteos, en los últimos 15 años se creció al 0,23% interanual y en los 100 años anteriores, la producción se incrementaba al 2,3% al año. “Esto dejó en el camino a miles de tamberos”, indicó.

Por último, otro eslabon que está engraves problemas par ala entidad son las economías regionales. Por ejemplo, la pérdida de competitividad llevó a que los productores frutícolas del Alto Valle de Río Negro dejarán de cosechar el 25% de las manzanas y peras.

Asimismo, de 2007 a 2014, la exportación de naranjas cayó 62%. Mientras que las exportaciones de mandarinas disminuyeron un 25% desde 2009. Paralelamente, para el productor de ajo, las últimas dos campañas fueron muy duras, el área sembrada con este cultivo se redujo en promedio un 33%.

“Esta realidad da cuenta de que las declaraciones de la Presidenta no fueron más que una burla para el campo y los cientos de productores agropecuarios que, por la crisis, estamos movilizándonos en las rutas”, concluyó la entidad.

 

www.clarin.com

Rurales EL PAIS