Internacionales

Argentina: hay cosecha gruesa de soja pero entran US$ 3.000 millones menos

Según informe de Aacrea, la principal razón es la baja del precio internacional del cultivo.

 

Por más soja que ingrese a los silos este año, los resultados económicos del sector no serán de los mejores. Lo afirmó ayer un informe de AACREA, que calculó que los productores de soja dejarán de percibir en 2015 unos 3.000 millones de dólares respecto de sus ingresos del año pasado. Si se sumara el maíz a esta cuenta, la merma de dólares superaría los 4.000 millones.

El negocio sojero vive un año de fuertes contrastes. La cosecha promete batir todos los récords y llegaría a 59 millones de toneladas. Esto es nada menos que 10,5% más que las 53,4 millones de la campaña 2013/14, según datos del Ministerio de Agricultura. Pero esa buena noticia se diluye cuando se calculan los ingresos del sector. Es el cálculo que hicieron los Grupos CREA, que reúnen unos 1.800 productores de punta de todo el país.

“La cosecha récord sería neutralizada por una caída del precio promedio del 20,5%, lo que genera un saldo negativo en el valor bruto de la producción de 3.000 millones de dólares”, indicó el trabajo. A nivel del productor, es decir descontadas las retenciones, el precio promedio ha bajado de 300 dólares por tonelada de soja en 2013/14 a 230 dólares en la actual campaña.

Si a estos números sojeros se suman los del maíz, donde se calculó que el valor de la cosecha retrocederá 1.150 millones de dólares por efecto de una reducción de precios de 10% y una caída de la producción de 9%, se asumió que “a nivel nacional habrá una reducción de ingresos de 4.150 millones”.

En este contexto, AACREA advirtió que las cuentas serán mucho más apretadas para los productores, que necesitarán destinar mayor parte de su cosecha para cubrir sus costos. En una de las mejores zonas agrícolas, el sur de Santa Fe, “los rindes para no perder dinero” pasaron de 3,2 toneladas por hectárea a 3,8 toneladas. El problema es que allí la productividad promedio ha sido justamente de 3,8 toneladas. En el mejor escenario, no quedaría un peso después de cancelar todos los cheques.

 

Fuente: www.Clarin.com

Rurales EL PAIS