Hortifruticultura

Estados Unidos ya acaparó 3.400 toneladas de cítricos uruguayos

Volumen colocado es más de la mitad de todo lo exportado durante 2014.

FERIAS

La zafra de cítricos todavía tiene varios meses por delante y será muy similar a la de 2014.

 

Pablo Antúnez.
el volumen de cítricos uruguayos exportados a Estados Unidos en lo que va del año ya superó a la mitad del volumen colocado durante todo 2014.
Tras la apertura y una primera incursión en 2013, las citrícolas uruguayas tenían claro que este año marcarían mayor presencia con sus materias primas. Dos años atrás desembarcaron en los puertos estadounidenses los primeros cuatro contenedores. En 2014 ya se habían colocado 6.000 toneladas, básicamente de mandarinas sin semilla y en 2015 se piensan vender 15.000 toneladas. Más que se duplicará la exportación de cítricos a este mercado de alto valor, por el que la citricultura uruguaya esperó más de 20 años y hoy lo puede disfrutar.
Federico Montes, asesor citrícola del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, confirmó a El País que las empresas uruguayas llevan exportadas 3.400 toneladas. “Se superó la mitad de lo exportado el año pasado pero todavía falta un trecho importante de la zafra”, destacó el especialista.
Los negocios se siguen focalizando en mandarinas. “Es fuerte la colocación de Clementinas, pero también está en la meta de las empresas sondear el mercado enviando algunas naranjas. Imagino que esta zafra sin el mercado de Estados Unidos operativo hubiera sido muy difícil”, remarcó Montes.
En este destino de alto valor Uruguay continúa afianzándose con buenos precios y apostando a la más alta calidad.
Montes sostuvo que se sigue profundizando en cada exportación la marca país. “Estamos viendo la posibilidad de llegar a supermercados directamente con fruta en malla, con el logo de Uruguay Natural y con código QR (permite ser leído desde el teléfono celular) cosa que en años anteriores no lo habíamos podido hacer. Se viene trabajando muy fuerte con Uruguay XXI”, remarcó el asesor citrícola del MGAP.
La zafra, como quien dice, recién empieza y tiene varios meses por delante. “El volumen a exportar dependerá de los mercados, pero llevamos un ritmo interesante y prácticamente de las 10.000 toneladas exportadas, el 30% o 40% de la fruta está volcándose en Estados Unidos”, destacó Montes.
Se estima que en 2015 la citricultura uruguaya producirá un volumen muy similar al de 2014; será un volumen de fruta muy cercano a las 300.000 toneladas. El año pasado la zafra podría haber sido superior en volumen, pero se complicó la exportación a Rusia sobre finales de año, pegándole fuerte a variedades como la naranja Valencia. Como consecuencia de la devaluación del rublo (moneda rusa) y de la caída de la demanda -los importadores dejaron de comprar frente a la devaluación- quedaron en Uruguay unas 20.000 o 30.000 toneladas de fruta sin poderse colocar.
Montes dijo que este año se están manteniendo las complicaciones para vender a Rusia y no hay mercado alternativo para la naranja Valencia.
El asesor explicó que Rusia pivotea junto con Brasil el puesto de segundo o tercer comprador de los cítricos uruguayos, aunque históricamente, luego de la Unión Europea siempre fue el segundo mercado. Hoy el cuarto gran mercado sería Estados Unidos.
“Rusia es un comprador de media estación hacia adelante, no tanto de la primera parte de la zafra -la zafra de cítricos empieza en marzo- y lleva algo de mandarinas tempranas”, explicó Montes a El País.
Pero los problemas económicos que sufre Rusia, también están afectando a otros destinos de los cítricos uruguayos, como es el caso de la Unión Europea, que vive “una situación más compleja que el año anterior, con un valor del euro que cae”, la buena noticia es que, aún así se mantienen las exportaciones.
A la Unión Europea Uruguay enviaba antes la fruta a un distribuidor que la revendía en distintos puntos. “Hoy se trata de llegar más directamente al comprador final, sea un supermercado o un distribuidor que tenga su venta asegurada. Hubo un cambio en el modelo comercial, los números están justos pero se está vendiendo”, sostuvo Montes. De todos modos el mercado es dinámico y todo puede cambiar.

Rurales EL PAIS