Gremiales

Transportistas de carga ven “inviable” decreto laboral

Borrador del gobierno limita la jornada de trabajo y descansos.

Ganado vacuno pastando al borde de la ruta, vacas, camión de ganado , sequía en Salto, nd 20060425, foto Ariel Colmegna, Archivo El País

El gobierno está trabajando en un decreto que busca ampliar los controles sobre la “jornada de trabajo y descansos de los trabajadores del transporte terrestre de carga”. Los primeros artículos del borrador —al que accedió El País— detallan que la jornada de trabajo de los transportistas “no podrá exceder de 12 horas entre el principio y final, ni de 48 horas semanales” mientras que el descanso entre jornadas “no podrá ser inferior a 12 horas”.

Antonio Álvarez, integrante de la Comisión Fiscal de la Intergremial del Transporte Profesional de Carga (ITPC), aseguró a El País que el decreto elaborado por el gobierno es “impracticable”. “Hay que negociar coherencias, no es tan fácil tomar decisiones desde un escritorio”, cuestionó.

En busca de ese objetivo, la ITPC citó para esta tarde a una reunión a todas las gremiales del transporte de carga para buscar una solución a un problema que “afecta a todos”, porque de avanzar “impactará con aumentos en los costos país”, indicó Álvarez.

Agregó que el decreto “no beneficia a nadie” y está pensado para trabajar en distancias cortas, como la zona metropolitana. En el interior la realidad “es muy distinta” y los cambios propuestos “no contemplan” esto, afirmó el directivo de la ITPC.

En la misma línea, señaló que en el sector “no tenemos cómo trabajar 48 horas semanales, es inviable”. Álvarez resaltó que mientras se habla de un país productivo y de servicios, lo que se busca con el decreto es “encarecer de sobremanera los fletes” porque “se van a necesitar dos choferes por camiones y eso impacta directamente en los costos”.

A modo de ejemplo, el empresario explicó que en el transporte de granos los camiones pasan muchas horas sin movimiento esperando para la descarga y esto en el nuevo decreto “son horas que se contabilizan”. Lo mismo pasa en la descarga de hacienda, madera y hasta los productos que llegan al Mercado Modelo.

Álvarez aseguró que los cambios previstos por el gobierno “van a aumentar las irregularidades” en el transporte con el objetivo de bajar costos. Remarcó que ninguna empresa “aguanta” el decreto y podría terminar en “un conflicto muy grande que no lo podemos asumir de ninguna manera”. Entre finales de marzo y principio de abril, la ITPC ya protagonizó un conflicto que derivó en varios días de paralización de tareas y corte de rutas producto de los precios sugeridos para el transporte de arroz en la presente zafra.

Por su parte, Gabriela Lombardo, presidenta de la Asociación Uruguaya de Transportistas de Hacienda (Autha), argumentó a Rurales El País que el borrador de decreto presentado por el Poder Ejecutivo es “inviable” y sostuvo que es necesario que sea “modificado” porque “no se adapta a la realidad de trabajo que tenemos todos”.

Explicó que generalmente las cargas se realizan en distancias largas y los tiempos son superiores a las horas definidas en el proyecto. Lombardo dijo que si se aprueba el decreto, la operativa de negocios “debería cambiar” y en ese caso los frigoríficos “tendrían que adaptar su faena al servicio del transporte”.

Finalmente, la titular de la gremial de transportistas de ganado aseveró que no parece una decisión estudiada a fondo porque se desconoce la realidad del sector.

Rurales EL PAIS