Gremiales

Tabaré Vázquez prometió un mejor diálogo a la Federación Rural

Presidente habló del agua pero no del Impuesto de Primaria.

Vea el video.

241aafdee3c1e096379b9527bf5eff53 (1)

 

 

En medio de un clima de tensión con la Federación Rural y la Asociación Rural del Uruguay, que se han opuesto a la implantación del Impuesto de Primaria, el presidente Tabaré Vázquez habló ayer ante los ruralistas a quienes les dijo que trabajará para generar un mejor diálogo. “Pueden contar conmigo”, manifestó el mandatario.

Sin referirse al impuesto, Vázquez agradeció la invitación y prometió mejorar el diálogo entre el gobierno y la Federación Rural.

“En septiembre iniciaremos un diálogo con las organizaciones sociales sobre temas como la inserción nacional, la competitividad, las inversiones, los créditos, el financiamiento, la energía, la investigación, la salud, el salario, la economía, el medioambiente, la cultura, las políticas demográficas, la integración, entre otros temas.
Es una agenda vasta y desafiada”, dijo el presidente y advirtió que “las sociedades no se cambian con talenteos de boliche”.
Vázquez, en tanto, sí se expresó sobre los problemas del agua y en un tramo de su discurso contestó al reclamo de represas “multimodales”. El presidente dijo que en ese departamento “se ha invertido y se seguirá invirtiendo mucho”.
“Por eso también la importancia y los plazos de trabajo para el diálogo social. Desde ya estoy seguro que el Uruguay cuenta con la participación tan necesaria de la Federación Rural del Uruguay. El Uruguay somos todos (…), ustedes pueden contar conmigo, como yo sé que cuento con ustedes”, remató el presidente de la República.
En tanto, el presidente electo de la Federación Rural, Fernando Dighiero, dijo en su discurso, el cual pronunció una vez que ya se había retirado Vázquez, que el mandatario demostró estar “preocupado por la situación del país, cosa que compartimos totalmente”, agregando que “todos tenemos que ponernos las pilas para colaborar y hacer más llevadero este mal momento que va a vivir el país”.
Dighiero valoró “el cambio que se está produciendo de una administración a otra, por lo menos, en estos primeros instantes vemos un diálogo más grande”.
El presidente electo de la Federación Rural del Uruguay se define como “un amigo, un hombre que siempre va a tender una mano, mi conducta no lleva a pelearme con nadie, si bien es cierto, tengo claro qué es lo que el país y el sector productivo necesitan”.
Dighiero promete “tender puentes” porque “la desunión no conduce a nada”, agregando que la discusión permanente que se instaló en la anterior administración no fue buena; no le hizo bien a nadie y creo que eso tenemos que cambiarlo”.
Por otra parte, los diputados nacionalistas Jorge Gandini y Pablo Abdala, aunque valoraron la presencia de Vázquez en el congreso de la Federación Rural, mostraron dudas sobre el alcance del diálogo social y la oportunidad del mismo.
La pelea por el Impuesto de Primaria que Vázquez le pretende cobrar a los ruralistas se da porque los productores entienden que el Consejo de Educación Inicial y Primaria ya recibe dinero de ellos a través de otros tributos.
El nuevo impuesto, a estudio del Parlamento, abarca a los propietarios con extensiones de tierra superiores a 300 hectáreas y cuyo valor real sea mayor a US$ 28.000.

Rurales EL PAIS