Gremiales

Rurales alerta por costos y deudas contactan a partidos

“No se endeudaron porque se fueron de vacaciones”

Reunión de Aguerre con la Federación Rural.

Pablo Antúnez

La pérdida de competitividad del país, el costo de los servicios, la  amenaza de mayor carga tributaria y el endeudamiento del sector agropecuario, preocupan cada vez más al Consejo Directivo de la Federación Rural, que está pensando en apoyarse más en algunos sectores políticos, buscando encontrar en conjunto alternativas válidas.

“Estamos muy preocupados con el endeudamiento del sector y con su evolución, además de con la falta de competitividad que tiene Uruguay, porque   se volvió un país con costos y servicios caros”, afirmó a El País el presidente de la gremial, Jorge Riani.

El gremialista explicó que “en un mundo con una competencia feroz, se hace difícil para las empresas hacer margen con el peso del endeudamiento que hay en el agro actualmente”. En ese sentido, recordando los datos oficiales hasta 2016, recordó que en 2006 el endeudamiento del sector agropecuario representaba US$ 170 millones pero pasó a deber en 2016 más de US$ 700 millones. En conjunto, todo el agro y la agroindustria  debe más de US$ 2.500 millones. Como la Federación Rural está integrando la Confederación de Cámaras Empresariales, Riani entiende que hay que mejorar la comunicación entre los empresarios hacia el resto de la sociedad.

“El gobierno hace propaganda de su gestión y los uruguayos están convencidos que Uruguay está bien, pero nosotros estamos convencidos de que con el endeudamiento que hay  hoy, el panorama es muy complicado”, afirmó Riani.

El gremialista fue más crítico todavía y castigó al gobierno recordando que “hay una alta  carga fiscal, además de tributos y servicios caros. Vemos con mucha preocupación que el gobierno siga gastando como en épocas de bonanza, porque el dinero para mantener ese gasto del Estado alto saldrá de las empresas”.

Agregó que “no hay competitividad, hay un lastre de endeudamiento alto y el gobierno está pensando en aumentar el Impuesto al Patrimonio, Impuesto a la Renta y poner más tributos para cubrir el déficit fiscal, eso es muy alarmante”.

La gremial ya hizo contacto con algunos partidos políticos para analizar alternativas con una mirada más a largo plazo que permitan recuperar la competitividad perdida, pero a la vez, que pueda reducir el endeudamiento. “Los productores no se endeudaron porque se fueron de vacaciones a Europa, lo hicieron porque creyeron en el país productivo”, aclaró enfático Riani.

Rurales EL PAIS