Gremiales

Zerbino: “El costo país se queda con la ganancia del productor”

Los productores se esfuerzan por “producir y exportar más” pero “no está quedando oxígeno”, aseguró el presidente de la Asociación Rural del Uruguay.

Pablo Zerbino, presidente de la Asociación Rural del Uruguay.

Las señales del gobierno no están siendo “suficientes” para el agro uruguayo. El costo país, cargas impositivas y atraso cambiario son algunos de los temas de mayor preocupación para los productores de todos los sectores.

En los últimos días el presidente Tabaré Vázquez anunció una rebaja del gasoil que despertó “grandes expectativas” en las empresas agropecuarias. Desde las gremiales entendían necesario acercarse a US$ 1 por litro (baja de 20% aproximado) para “lograr un equilibrio con la región”; sin embargo, Ancap confirmó un ajuste semestral de 8%; lo que significa $ 3,34 menos.

Para Pablo Zerbino, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el ajuste es “insignificante” y está “muy lejos” de lo que necesita el sector. Comentó a Rurales El País que el gasoil está “totalmente desfasado” con la región, por lo que aspira a que la rebaja sea una “tendencia” que se mantenga en un “futuro no muy lejano”.

Al mismo tiempo que el Ejecutivo informó el cambio de valor del gasoil, el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Danilo Astori, confirmó que la cartera puso en marcha una actualización catastral para la propiedad rural. Esto representa un aumento de la contribución inmobiliaria e impuesto de primaria.

A esta información la “vemos con mucha preocupación” y “va a contramano del lineamiento que nos planteó el gobierno”, afirmó Zerbino. Aseguró que son impuestos ciegos que “no contemplan a la producción y rentabilidad del negocio” agropecuario.

El presidente de ARU aspira a que la renovación catastral del campo “sea una intencionalidad de un sector y no se aprobada”. Aseveró que la noticia amerita una “reunión con el ministro Astori” y confirmó que la próxima semana la gremial se reunirá con la Federación Rural para intercambiar preocupaciones.

Zerbino reiteró que significan impuestos que “no contemplan la rentabilidad del negocio”. Y si se suman a estas modificaciones el atraso cambiario, señaló que “no está quedando oxígeno necesario para hacer de esto un negocio creíble y confiable como siempre lo ha sido”.

El tipo de cambio debería ser un tema que se “analice a fondo” para que Uruguay sea un país competitivo y no quede “más atrasado de lo que está actualmente”, dijo el gremialista. Destacó que se han alcanzado valores de venta de carne vacuna al extranjero “superiores a los países de la región”, pero lo que recibe el productor “está por debajo a los de éstos”, destacó.

Aseveró que “el costo país se está quedando con la ganancia del productor” que ha venido realizando un gran esfuerzo para “producir y exportar más”, sin embargo las ganancias quedan en los costos internos. Zerbino dijo que el productor continúa invirtiendo aunque, de seguir así, en algún momento “vamos a retroceder”.

Escuche a Pablo Zerbino:

Rurales EL PAIS