Gremiales

“Nos vamos tristes de no haber logrado todo lo que el agro se merece”

Lo dijo Fernando Dighiero; “hemos trabajado en el diálogo y muchas veces fuimos incomprendidos”.

“Estoy viviendo un momento muy lindo pero de mucha responsabilidad, son 100 años de la Federación Rural y estamos entrando en los 100 años de la Rural de Florida, de la cual soy expresidente”, comentó el presidente saliente de la Federación Rural. 

En el marco de un nuevo congreso de la gremial en Florida, Dighiero dijo que desde la Federación Rural se hizo todo lo que se pudo para encontrar soluciones que permitan revertir la situación que está experimentando el sector. “Nos vamos tristes de no haber logrado todo lo que el agro se merece. Encontrar los caminos para las soluciones”.

Explicó que el momento que está viviendo el agro es muy complicado porque los gobernantes siguen sin entender la problemática del sector. “No es bueno seguir cargando de impuestos ciegos al campo, tenemos cuatro y eso provoca que se debiliten las fuerzas del productor”. Agregó que el trabajador agropecuario “está para producir en el campo y no atrás de un escritorio haciendo papeles, planillas nuevas y peleando por ser recibidos por las autoridades”.  

“Hemos trabajado en el diálogo y muchas veces fuimos incomprendidos, y cuando se acordaron las partes y se encontró el camino siempre pasó algo y no se pudo seguir recorriendo”, explicó Dighiero. “Con (Tabaré) Aguerre intentamos plantear los problemas y brindar soluciones y no encontramos lo mejor que hubiéramos querido que fuera, (…) sentimos que se arriman soluciones y después suben para arriba y alguien las tranca”, afirmó Dighiero. “Es inteligente, buen técnico, pero quizás no nos supimos explicar bien”, sumó.

Asimismo, desde la Federación Rural los dirigentes recibieron al ministro de Economía, Danilo Astori, donde se le plantearon 16 puntos y en 14 estuvo de acuerdo. Aseguró que ellos salieron “muy ilusionados y esperanzados de esa reunión porque el ministro estuvo de acuerdo y se comprometió en cumplirlos, pero 15 días después pasó lo que no queríamos que pasara, que las palabras se la llevara el viento”.

Rurales EL PAIS