Gremiales

Gremiales dicen al gobierno que se les agota la paciencia

Analizarán la posibilidad de no enviar haciendas a los frigoríficos este mes.

La Federación Rural analizará la situación el próximo lunes. Foto: Daniel Rojas

Las gremiales agropecuarias grandes les avisan al gobierno y al presidente Tabaré Vázquez que sienten que no les prestan suficiente atención y, si bien se desmarcan de cualquier propuesta de piquetes, se muestran comprensivas ante el descontento de base que detectan y sienten que muchos productores están perdiendo la paciencia ante la escasa o nula rentabilidad y los costos elevados. La Federación Rural analizará el lunes cómo se posiciona y conside- ra que una alternativa podría ser no enviar ganado a los frigoríficos dos o tres días o realizar concentraciones de tractores al lado de las rutas, dijo su vicepresidente Miguel Sanguinetti.

El presidente Tabaré Vázquez ya mandó el mensaje de que no dejará que las gremiales, que le piden con insistencia una reunión, le marquen la agenda y decidirá el 15 de enero si en febrero puede recibir a las gremiales que le pidieron un encuentro en noviembre (ver nota aparte).

En la noche del martes en una reunión de alrededor de 400 productores en la Asociación Rural Local Feria de Paysandú se alzaron voces contra el peso del Estado y el incremento de los combustibles y la energía eléctrica.

Los presidentes de las federadas que integran la Federación Rural se reunirán el lunes. Sanguinetti dijo que se descarta de plano realizar piquetes (respecto a los cuales el gobierno ya envió señales de que no serían tolerados) pero considera viable afectar el envío de haciendas a los frigoríficos o de la producción granjera a las bocas comerciales. Fue enfático en que las gremiales creen en la libertad de circulación por lo que descartan de plano la realización de piquetes. Sanguinetti dijo a El País que la actitud del presidente Tabaré Vázquez hacia el agro “ha sido bastante distante, fría”. “Lamentablemente acá hay que ser lo más claro que se pueda: la izquierda uruguaya con el campo uruguayo nunca ha tenido demasiada afinidad”, sostuvo.

“Hay una cuestión ideológica y hay una cuestión de decir “estos están exagerando, tienen mucha más plata de la que dicen”. “El expresidente (José) Mujica infligió un daño cuando planteó lo que valían los campos porque la tierra vale pero el productor vive de lo que produce la tierra y eso es un punto que hay que seguirlo machacando. Para hacerse de la plata hay que vender la tierra y dejar de ser productor y eso ha pasado mucho”, dijo. “En los últimos años la extranjerización ha subido muchísimo porque los productores uruguayos han ido largando la toalla. El que es productor no está pensando en vender sino de vivir de lo que produce la tierra porque la rentabilidad es muy baja y ha sido tradicionalmente así, lo hemos dicho hasta que nos hemos cansado”, sostuvo Sanguinetti. “Una parte del sistema político está pensando que el país tiene que ser un Estado enorme con más empleados públicos con grandes sueldos”, dijo Sanguinetti, quien también fustigó a los intendentes blancos que avalaron la suba de la Contribución Inmobiliaria Rural. Según Sanguinetti, se está incrementando la morosidad en el sector agropecuario y hay una estructura de costos que lo complica más allá de que los precios de la carne y los granos puedan estar en niveles aceptables.

Rurales EL PAIS