Gremiales

Congreso de la Federación Rural: productores piden liberar la importación de gasoil

“Costos internos altos asfixian a productores”, dice declaración final del Congreso de la Federación Rural.

Centenario. Federación Rural celebró en Lascano su congreso anual, el número 100 de su historia. Foto: Ariel Colmegna.

Pablo Antúnez / Lascano. 
La Federación Rural pidió anoche al gobierno que libere la importación de combustible para abaratar el costo del gasoil y mejorar la competitividad del sector agropecuario, y remarcó que seguirá de pie y atenta, porque “la lucha del productor rural es nuestra lucha”.
En su congreso centenario celebrado en la sede de la Sociedad Agropecuaria de Lascano, la gremial remarcó en su declaración final que “la realidad del campo y la producción agroindustrial se ve afectada por problemas como: un dólar bajo, combustibles caros, tarifas públicas e impuestos caros, en definitiva costos internos altos que asfixian a los productores y a las cadenas agroindustriales”.
En el marco de la reunión que desbordó de productores y contó con paneles que fomentaron la discusión de la problemática que vive el sector, la gremial recordó que desde 2014 la diferencia de precios entre la paridad de importación y el precio del gasoil del Uruguay, muestra pérdidas cada vez mayores. “A partir de 2014 la diferencia está en $12 por litro” y afirmó que “solo en el sector lechero determina un sobreprecio de US$ 17 por hectárea”.
En el discurso de clausura del congreso, el presidente de la Federación Rural, Jorge Riani, remarcó que la gremial es “apolítica y sin ataduras” e hizo especial hincapié en “la pérdida de competitividad que enfrenta el campo” y exhortó a los productores a “consolidar el gremio”.
Riani dijo que hay una cierta pérdida de credibilidad en el sistema político que tiene en sus manos la conducción del país, porque “no se le pidió a los responsables de Pluna, Ancap, ALUR” y otras empresas con administraciones deficientes “que se hagan cargo de sus errores”. Es más, aseguró que “estamos viviendo una época en la que compartiendo la ideología todo se perdona y nadie se hace responsable”.
El líder gremial criticó el costo país. Aunque reconoció que “las cifras macroeconómicas del gobierno mejoran”, reiteró que “las cuentas a los productores no les cierran”. También cuestionó la deuda pública y un “déficit fiscal crónico”. En torno a este tema, planteó como propuesta de la Federación Rural “implementar una regla fiscal: limitar la discrecionalidad en el gasto”.
También señaló lo que los ruralistas consideran que existe un poder sindical excesivo y dijo que la Federación Rural respalda la denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hecha por las cámaras empresariales en contra del derecho de ocupación de los lugares de trabajo. “La omnipotencia del poder llegó a los sindicatos”, manifestó y denostó la política que “cultiva la división entre los uruguayos”.
Riani pidió “la derogación de la ley de inclusión financiera” y consideró que es inconstitucional, sumándose al reclamo hecho por los comerciantes del interior del país. A su vez, dijo no estar de acuerdo con la imposición de la facturación electrónica, porque “crea más burocracia”.

GANADERÍA. En lo estrictamente sectorial, la Federación Rural reclamo que se mantenga la libre exportación de ganado en pie, abarcando también a los ovinos en todas sus categorías.
Riani pidió que además de la exportación en pie de terneros “se permita exportar ganado gordo” y le dijo a los frigoríficos que “los productores no son sus enemigos”, exhortándolos a trabajar en conjunto con la gremial en lo que es la baja de costos y la mejora de la competitividad. La Federación Rural reafirmo su compromiso de “trabajar en la formación de cadena, en tirar para arriba y optimizar la calidad de lo exportado”.
En cuanto al sector ovino, el presidente de la Federación Rural afirmó que la oveja arraiga a los productores en la tierra, pero pidió “sacarle las limitaciones al rubro”. A su vez, recordó la propuesta del gremio de “agilizar los tramites de exportación en pie” e incluso dijo que la agropecuaria de Artigas cedería un predio para armar un cuarentenario que posibilitaría que los productores de Salto, Artigas y Paysandú puedan sacar sus ovinos en pie hacia Brasil.

AVANCES. La aprobación de la Ley de Abigeato y la creación de la Comisión de Bienestar Animal y Tenencia Responsable -que esta en la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)-, fueron mencionados en el discurso como dos de los grandes apoyos del gobierno hacia el sector agropecuario. Asimismo, el titular de la gremial de ruralistas valoro la recuperación del trabajo en las Comisiones Departamentales de Salud Animal (Codesas), donde están representados productores, veterinarios y gobierno, en un trabajo conjunto para resolver los problemas de sanidad en cada departamento.

Auditoría por tierra en Colonización

Riani criticó en su discurso la actual orientación del Instituto Nacional de Colonización (INC). “No compartimos el enfoque, porque la ideología prima sobre el uso de la tierra y tememos que se impulse el minifundismo”, dijo.
Por eso, entre sus propuestas, la Federación Rural pidió “una auditoría para estudiar el actual enfoque de su política” y reclamó que “prime la idoneidad por sobre la ideología, como requisito ineludible al momento de entregar las tierras”.
Entre los pedidos también planteó al gobierno que “agilice el proyecto para corregir el cauce del río Cebollatí”, recordando a los dos productores agropecuarios que murieron en la última crecida. “Hay que estudiar a fondo el proyecto que corrige el cauce del Cebollatí, sea con la creación de una represa o un muro de contención”. La Federación Rural eligió a Lascano para su congreso centenario en apoyo a los productores que tanto sufrieron con las inundaciones en dicha ciudad del departamento de Rocha.

Vea la galería de postales de Ariel Colmegna.

Rurales EL PAIS