genética

Jersey cuenta con su primera evaluación genética en el país

A futuro incorporarán otros parámetros, incluso para sanidad de ubre.

VACAS JERSEY PASTANDO EN CAMPO DE LA ESTANCIA HARAS LAS ROSAS, GANADO JERSEY, 20021001, FOTO CARLOS STUART, HOJA 92056

Pablo Antúnez

La raza Jersey ya tiene un potencial genético medido para la producción de leche, grasa, proteína y un indicador reproductivo: la tasa de preñez de hijas. A partir de ahora, todos los productores, independientemente de en qué lugar estén produciendo y sin la necesidad de recurrir a variaciones genéticas internacionales, van a conocer exactamente el potencial que esos animales van a transmitir a su descendencia.

Estos datos están incluidos en la Primera Evaluación Genética para Uruguay, cuyos datos fueron presentados ayer en la sede de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL).

La meta es mucho más ambiciosa y en próximas evaluaciones de la raza se incorporará —muchos de ellos ya están incluidos en las evaluaciones de Holando— la evaluación genética para células somáticas. “Eso es muy importante porque estará evaluando el potencial genético para salud de la ubre, con una implicancia económica muy importante”, afirmó el Ing. Agr. Diego Sotelo, gerente general de Mejoramiento y Control Lechero, que consolidó a una única institución de un sistema nacional de registros.

El otro paso significativo estará dado por la incorporación del índice económico de producción, que “combina el potencial genético de los animales con el valor económico de su producción, indicando a través de un numerito un coeficiente que permitirá seleccionar animales en forma inequívoca”, explicó Sotelo.

Potencial. La evaluación genética borra todas las diferencias producidas por el ambiente y objetivamente mide lo que cada animal está transmitiendo a sus hijas y de esta forma, “entendemos que es un desarrollo para Uruguay muy interesante porque no se va a necesitar recurrir tan necesariamente a catálogos extranjeros, en este caso para comprar toros Jersey, sino que van a contar con evaluación propia sobre el potencial que están desarrollando los animales jersey en el Uruguay”, destacó el técnico.

La similitud que tiene esta primera evaluación para la raza Jersey con las evaluaciones que se hacen para la raza Holando son: la tasa de leche, grasa, proteínas y tasa de preñez de hijas. “La diferencia es que son razas distintas y no se pueden comparar. Las evaluaciones genéticas van haciendo una gran comparación entre animales, pero en este caso es como si estuviéramos comparando chorizos con velocidad. Si bien son vacas lecheras, una es una población de ganado Holando y otra es la Jersey”, afirmó Sotelo.

Machos. A nivel de toros, hay unos 80 reproductores Jersey evaluados en esta primera etapa, además de que los productores que están participando en el sistema de mejoramiento van a tener todas su hembras evaluadas. “Ese es un beneficio individual. Si son cabaña tendrán la ventaja de poder certificar el potencial genético de los animales que van a la venta. En caso de los toros evaluados, hay mucho toro internacional, entonces, el productor que lo puede estar comprando en pajuelas (por las dosis de semen), de pronto no necesariamente es un criador exclusivo de Jersey, pero puede estar utilizando esos valores nacionales para comprar con certeza, al menos en las características de tono productivo para tambos comerciales”, explicó el gerente general de Mejoramiento y Control Lechero.

Como en Uruguay hace rato que la leche se paga por sus componentes de sólidos —grasa y proteína— y siendo la Jersey una productora eficiente de esos componentes, contar con datos objetivos es fundamental también para la toma de decisiones en los tambos, apuntando a producir con vacas que tengan mayores niveles de sólidos, que aporten mayor dinero y que permanezcan más cantidad de tiempo en producción sin mayores mimos.

Rurales EL PAIS