genética

Filipinas: una oportunidad para Argentina de vender genética Brangus

Su secretario de Agricultura, Emmanuel Piñol, expresó el interés por 6000 vacas y 10.000 embriones; un negocio de US$ 10 millones

El Gran Campeón Macho Brangus. Foto: La Nación

La Nación – GDA | El secretario de Agricultura de Filipinas, Emmanuel Piñol, cuyo cargo es equivalente al de ministro, pasó por Argentina y dejó un mensaje: su país quiere llevarse 6000 vacas de la raza Brangus y 10.000 embriones, un negocio potencial que representaría unos US$ 10 millones.

Piñol estuvo con el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y también visitó la cabaña Tres Cruces, de Martín Goldstein, en Luján. Para Goldstein, hay una oportunidad muy importante para el país porque abriría la puerta para ir por otros negocios. Por eso, el titular de la cabaña contó a la nacion que quiere que otras firmas se sumen a un negocio que se concretaría entre privados.

Por lo pronto, no hay restricciones para realizar la exportación de embriones. En tanto, habría que avanzar en algunas cuestiones sanitarias por las vacas en pie, que Filipinas quiere para que sean receptoras. Mientras Argentina es libre de aftosa con vacunación, Filipinas tiene el estatus sin vacunación.

Por primera vez, este año Argentina exportó carne vacuna a Filipinas. El primer embarque fue con 27 toneladas de cortes congelados sin hueso. En tanto, según el Indec, a octubre pasado ya se llevaban colocadas en total 1000 toneladas. Filipinas, un archipiélago formado por más de 7000 islas, tiene 102 millones de habitantes. Allí tienen 2,5 millones de cabezas vacunas pero apuntan a 5 millones. Producen el 3% de la carne que consumen, en tanto que importan el 97% restante.

Según datos de la International Trade Statistics Database (Comtrade, de Naciones Unidas), en los últimos años las importaciones de carne vacuna de Filipinas estuvieron en un promedio de 100.000 toneladas por US$ 340 millones. Sus principales abastecedores son la India, Australia, Estados Unidos, Brasil, Irlanda y Nueva Zelanda.

Aparte de la incipiente exportación de carne vacuna, Argentina le vende harina de soja, maní, maíz y cítricos, entre otros productos.

El comercio con el país rondó los US$ 250 millones en los últimos diez años, con saldo a favor para el país, según datos de Agroindustria.

Para el país, la oportunidad de exportar los embriones constituye una chance para ampliar mercados. En 2016, según datos del Foro Argentino de Genética Bovina (FAGB) Argentina exportó un total de 3359 embriones por US$ 478.354. El 39% fue a Brasil como primer mercado.

Rurales EL PAIS