Ganadería

Zafra ganadera sería más chica de lo que se piensa

Demanda no muestra apuro por comprar y cuesta vender.

Sequía en Paysandu

El mercado ganadero continúa mostrando rasgos atípicos, con una demanda que no muestra apuro por comprar ganado gordo para armar las faenas y una oferta que no se muestra vendedora frente a los precios que hoy están ofreciendo actualmente los frigoríficos.

En ese marco, el consignatario Gustavo Basso, estimó que será “una zafra más chica de lo que se pensaba en principio”. Según su visión, “la industria contaba con un volumen de ganado gordo que parece no estará disponible hoy para la venta”, porque gran parte de esa gordura “se la arrebató el temporal y se terminó perdiendo”.

En muchas zonas del país las haciendas sintieron mucho el rigor de las lluvias, las inundaciones y la falta de comida, perdiendo muchos kilos, cuya recuperación subirá los costos de las empresas.

Frente a una demanda que no tiene apuro por comprar y vendedores que tampoco lo tienen por vender, por lo menos a los precios actuales, los pocos negocios que se van concretando “están asociados a una necesidad financiera o productiva de los productores”.

Muchos productores no tienen más remedio que alivianar más sus campos a esta altura del año en función de la comida que disponen para los meses de invierno, debiendo desprenderse de las haciendas antes de que pierdan más kilos.

Basso manejó como valores de referencia entre US$ 2,70 y US$ 2,75 por kilo de carne para novillos gordos, pero según Basso “hay frigoríficos que están pasando precios por debajo de esos valores”. Los valores vienen a la baja desde hace varias semanas y se transita por una zafra que comenzó por valores que estuvieron por debajo de US$ 3 por kilo para novillo gordo y con precios para la vaca mucho más castigados.

A su vez, por la vaca gorda cotiza entre US$ 2,30 y US$ 2,40 por kilo de carne, pero hay frigoríficos que están comprando hasta en US$ 2,50 por kilo de carne en el caso de animales pesados e incluso, se han hecho negocios a valores un poquito por encima.

Las lluvias dieron una tregua en varios departamentos y se pudieron regularizar las cargas, pero hay otras zonas donde están muy complicadas y hay que esperar a ver cómo evoluciona el clima.

Exportación. A su vez, la exportación de ganado en pie se mantiene firme, con Turquía muy demandante, lo que ayuda bastante a los productores en esta zafra de terneros.

Según datos de la Unión de Exportadores, en los últimos 12 meses, la exportación de ganado en pie hacia Turquía -llámese terneros livianos para engorde y faena en destino- creció 302,52% pero se venía un año atrás donde este mercado no había comprado nada de ganado.

El informe agregó que al 12 de marzo de 2015, comparado con igual período del año anterior se habían exportado 50.434 cabezas y en marzo de 2016 frente a igual período de 2015 se embarcaron 53.423 cabezas.

No sólo fue a Turquía, también se enviaron ganados a Egipto, que en algunos meses pasó a ser el principal mercado para los terneros livianos, preferentemente enteros.

El presidente de la Unión de Exportadores de Ganado en Pie, Alejandro Dutra, sostuvo que actualmente Egipto “está expectante”, pero destacó que “algún barco está saliendo hacia Turquía”.

A su vez, Mauricio Diez, operador de la empresa Gladenur dijo ayer a El País que la empresa sacará un barco grande con ganado uruguayo este mes. Desde Brasil, donde la empresa también realiza embarques, Diez dijo que no está tan fácil embarcar ganado desde Brasil.

Rurales EL PAIS