Ganadería

Venta de ganado a futuro da certezas al productor

Aupcin defiende la herramienta y pide que se aplique más.

Feedlot

Ganado en confinamiento. El País.

Pablo Antúnez.

El secretario ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), la institución precursora en Uruguay de los corrales de engorde, defendió la modalidad de contratos de ganado a futuro y aseguró que la industria frigorífica cada vez la aplica más.

Álvaro Ferrés aseguró a El País que “para el bien de todos, el hecho de vender a futuro y el de tener un precio de la hacienda anticipado, pasa a ser el objetivo ideal. Por un lado, la industria tiene la hacienda y el productor encierra con un número conocido que le da certezas al negocio”.

Esa certidumbre es la que genera que haya mucho ganado encerrado en los corrales, que vaya saliendo hacia las faenas y se haga un gran aporte para mantener una industrialización fuerte en los meses en que falta el ganado de pastura.

Los corrales de engorde están viviendo un momento de gran esplendor y en el caso de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), hay mucho ganado encerrado para lo que es su capacidad.

Ferrés consideró que en el caso de los corrales, la gran mayoría de los animales se terminan bajo la modalidad de contratos a futuro con la industria frigorífica y aseguró que “sería importante que se aplicara esta misma modalidad en el caso de los animales terminados a pasturas”.

Más allá de ese anhelo, el secretario ejecutivo de la Aupcin recordó que, en algunos casos, se aplican contratos a futuro sobre ganados de campo, por lo que consideró que “si comienza a expandirse más este sistema de compra, aumentaría la producción y también la faena a nivel nacional”.

Es que en los últimos años la industria frigorífica cuenta con una capacidad instalada para faenar 3 millones de cabezas por año, pero sólo se industrializan 2,2 millones anuales de bovinos, lo que incrementa los costos operativos de la industria.

Hoy los corrales de engorde, conocidos como feed lot, en el caso de Uruguay tienen una particularidad, el animal es criado sobre pasturas durante la mayor parte de su vida y pasa a ser terminado a ración en las últimas etapas previas a la faena.

Ferres dijo que hoy los corrales de engorde son responsables de la alta faena de novillos; se están industrializando unos 12.000 novillos por semana.

“Creo que el volumen de ganado procedente de los corrales de engorde está contribuyendo hoy a que las subas de precios no sean tan importantes en el caso del ganado gordo”, agregó el experto.

Crecimiento. El secretario ejecutivo de la Aupcin sostuvo también que Uruguay está creciendo en sus exportaciones de carne dentro de la cuota de alta calidad con la Unión Europea, conocida como 481, donde los corrales de engorde son básicos. Ese cupo nació en el marco del litigio entre la Unión Europea y Estados Unidos y luego se abrió para terceros abastecedores.

“Hay un aumento de la cantidad de animales que se encierran con este objetivo y si tenemos que comparar con el año pasado, es un año similar, donde dos de sus componentes no están tan atractivos como el año pasado. Creo que el precio del alimento está por encima del de 2015 y el precio del ganado gordo está por debajo del año pasado, por lo tanto los márgenes se achicaron”, aclaró Ferrés.

Seguramente 2016 cierre con un récord en el volumen de carne exportado dentro del cupo 481. Los datos generados hasta el pasado 30 de junio muestran un crecimiento de las exportaciones y este año se superarán las 12.500 toneladas.

Mirando a futuro, Ferrés estimó que la única amenaza grande es Argentina, pero hay que ver cómo rearma su ganadería de carne. “Tiene ventajas comparado con Uruguay, porque tiene el precio del alimento bastante más barato y tiene más ganado que nosotros. Lo que tiene que hacer es ordenarse”, admitió el técnico. Hoy Argentina está exportando dentro de la cuota 481, pero sus volúmenes no son tan importantes, aunque vienen creciendo.

En cuanto a la trazabilidad, herramienta básica dentro de este cupo, Ferrés dijo que “ha sido muy positiva”. Sin embargo consideró que esta herramienta “no se reflejó en el precio que recibe el productor por la hacienda. Uruguay ha vendido el ganado a precios inferiores a otros países que no tienen ni el estándar sanitario nuestro, ni el sistema de trazabilidad”

Rurales EL PAIS