Ganadería / Sanidad

“Vamos a impugnar el pliego del MGAP”

El presidente de Allflex Uruguay, Ing. Agr. Hugo Durán Martínez, informó que desde la primera licitación, en el año 2002, (la prueba piloto empezó en el 2004), Allflex vendió 31.846.830 caravanas. Ahora resolvieron impugnar el pliego de compra del MGAP.

Nota a Hugo Duran Martinez, presidente de Allflex, ND 20160802, foto Ariel Colmegna

Ing. Agr. Hugo Durán Martínez. Foto Ariel Colmegna.

Pablo D. Mestre
-¿A qué se debe esta iniciativa?
-Impugnamos el pliego por los canales que corresponden y de acuerdo al plazo que nos da la ley. También enviamos una copia al Tribunal de Cuentas. Porque es un pliego que nos dejó asombrados y descolocados
-¿Por qué?
-Porque el nuevo pliego elimina de un plumazo los antecedentes de los oferentes como criterio de ponderación de las ofertas. Para la evaluación de las ofertas sólo toma en cuenta el precio y el plazo de entrega. Si bien el nuevo pliego exige a los oferentes que acrediten haber vendido un monto mínimo de 3.000.000 en los últimos cinco años en el mercado local e internacional -suma por demás insignificante–, luego no toma en cuenta los antecedentes para evaluar y asignar puntaje a las ofertas. Se deja casi todo a estar en ICAR (International Committee for Animal Recording), lo que está bien, pero ICAR no evalúa cosas fundamentales como la experiencia en campo de los identificadores ni la capacidad de una empresa para abastecer en tiempo y forma un sistema de trazabilidad tan exigente como el uruguayo. Es un pliego que se parece más al de un país que no tiene una ganadería organizada y ejemplar como la nuestra, que cree que haciendo trazabilidad pasa a ser exportador de un día para otro y que trazabilidad no es otra cosa que poner caravanas baratas.
-¿Cuál es su explicación?
-Realmente no entendemos. El pliego anterior fue objetado por una empresa que no resultó adjudicada, entre otros, ante el Ministerio y la Comisión de Defensa de la Competencia. También esa empresa hizo una serie de denuncias ante el Ministerio y la prensa, las que resultaron absolutamente carentes de mérito. Ni la Comisión que preparó el pliego, ni la Comisión Asesora de Adjudicaciones que intervino en la licitación, ni la Jurídica del Ministerio, ni el Tribunal de Cuentas dijeron que el pliego anterior estuviera mal o fuera ilegítimo. La Comisión de Defensa de la Competencia no encontró ninguna práctica anticompetitiva por parte del Ministerio, desestimando así la denuncia del otro oferente. Por tanto, no se entiende entonces cuál es el motivo para este cambio radical.
-¿Los antecedentes de Allflex deberían pesar?
-Hace 15 años que estamos en la empresa y cualquiera sabe que nos hemos caracterizado por mantener un bajo perfil y de ser respetuosos de todas las decisiones. Hemos mantenido el silencio pese a acusaciones infundadas y demostradas que fueron así por el propio MGAP, de terceros. Pese a que no es nuestro deseo nos hemos visto obligados a actuar de esta manera porque nuestro compromiso con el sistema de trazabilidad que brillantemente se implementó en Uruguay es total. De alguna manera fuimos impulsores de esta idea cuando estábamos en el Plan Agropecuario. Un sistema que empezó con el Dr. Jorge Batlle como Presidente con el Dr. Gonzalo González como ministro, lo cristalizó el Presidente Tabaré Vázquez en su primer mandato y el Ministro José Mujica y con un compromiso muy fuerte hacia el proyecto del Ministro de Economía de aquel gobierno, el Cr. Danilo Astori. Además sale la ley por unanimidad en el Parlamento. O sea con el apoyo de todos los partidos políticos. Y donde, además, el Presidente de INAC de la época, Dr. Alfredo Fratti, y el actual Ministro, Ing. Agr. Tabaré Aguerre, tuvieron la lucidez de venderlo como un agregado de valor y no como una imposición, lo que ha permitido sacarle una ventaja nada despreciable a competidores directos como Argentina y Brasil.
Como hoy se dice correctamente: la trazabilidad del rodeo bovino es una política de Estado. No hubo una sola auditoría que le hayan hecho al sistema de trazabilidad del país que hiciera una sola objeción a las caravanas usadas en Uruguay. ¿Y eso por qué? Porque las caravanas que ha adquirido el Ministerio tienen el respaldo de ser las usadas en los países de ganadería más reconocidos. Entonces ¿Qué pasó? Parece que se borrara con el codo lo que se escribió con la mano.
-¿Cuál es su sentimiento?
-Confuso. Entendemos que el Gobierno pueda tener restricciones económicas y que por eso procure abatir los costos; entendemos también que en cualquier procedimiento licitatorio la Administración deba promover la promover la presentación de la mayor cantidad posible de oferentes, pero de ahí a que se elimine la consideración de los antecedentes como uno de los factores de evaluación de las ofertas nos parece un paso sumamente inconveniente y riesgoso, que puede poner en jaque el sistema de trazabilidad del país. Realmente estamos perplejos ante este absurdo y por eso hicimos lo que hicimos ajustándonos a lo que nos permite el derecho.

Rurales EL PAIS