Ganadería

Uruguay podrá valorizar su carne a granos en Asia

Cierran negocios por ganado a US$ 3,35 para julio y agosto.

Ganado vacuno en corral. Foto: archivo El País.

Pablo Antúnez.

La incorporación del grupo japonés NH Foods, más conocido como Nippponham, abre la posibilidad de que Uruguay incremente la producción y exportación de carne bovina procedente de animales de corrales de engorde, sin abandonar su producción de base pastoril.

Tras afianzarse como un exportador potencial de carnes para el cupo cárnico de alta calidad con la Unión Europea, para cortes procedente de animales terminados a granos durante los últimos 100 días, Uruguay mostró que puede transitar este camino para valorizar parte de su producción, explotando al máximo otros atributos como la trazabilidad, la ausencia de hormonas y antibióticos o el respeto por medio ambiente y bienestar animal.

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, afirmó que la incorporación del grupo Nipponham —un fuerte jugador y exportador mundial de alimentos, tras la compra del frigorífico BPU por US$ 135 millones— “puede servir para incrementar la producción de ganado a corral”.

El jerarca recordó que este grupo japonés tiene una fuerte presencia en el mercado asiático —léase China, Corea del Sur y Japón, entre otros—, “es un mercado que lo trabajó muy bien Australia y Estados Unidos. Lograron posicionar el producto que ellos defienden como de alta calidad, que incluye una porción importante de carne procedente de animales terminados a granos”.

Por eso, el titular del INAC estimó que la presencia del grupo en Uruguay “abre una buena oportunidad para un operador que maneja bien el mercado asiático y los nichos de alto valor”, aunque aclaró que “eso no quiere decir que no sigan existiendo grandes posibilidades para el producto tradicional uruguayo también”.

A su vez, el secretario ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), Álvaro Ferrés, también reconoció que la participación de Nipponham en la cadena cárnica uruguaya “es una buena oportunidad para valorizar la producción en el mercado asiático”.

Es que ese mercado “paga y demanda carne de ganados engordados a corral, se abastecen principalmente de Australia y vemos una excelente oportunidad para que Uruguay produzca mayor volumen de carne a corral y que se valorice de mejor forma en Asia, porque el grupo Nipponham es locatario en ese mercado”.

La Aupcín tiene acuerdos con Frigorífico BPU desde hace muchos años y los seguirá manteniendo. El desafío de la planta adquirida por los capitales japoneses es incrementar la faena —ocupa alrededor del 70% de su capacidad— y eso repercutirá en una mayor demanda de ganados, incluso los terminados a corral.

Hoy los corrales de engorde “están encerrando menos ganado que el año pasado y diversificando sus oportunidades. Creo que hay algunos corrales de engorde haciendo exportación de ganado en pie —recriando para exportar en pie— o se convirtieron en cuarentenarios”. En otros casos, algunos están haciendo negocios dentro de cuota y otros por fuera.

Ferrés explicó a El País que “la diferencia frente al año anterior, es que la industria frigorífica, hasta ahora, está bastante apática en hacer para adelante convenios con precios fijos del ganado y de volumen”, pero a la vez, “está más activa”.

Según la visión de este operador, los frigoríficos “está dando señales o piensa que el precio del ganado gordo subirá. Sé de negocios que se hicieron por ganados de pradera a US$ 3,35 por kilo para entregas en julio y agosto y creo que esas señales que están mostrando que se prevé una suba de precios”.

Rurales EL PAIS