Agricultura / Forestación / Ganadería

Prevén leve contracción del PIB del agro en 2016

Para 2017 permanecería estable.

DSC_0026

Conferencia de prensa en MGAP. OPYPA presentó Anuario 2016 con la presencia del ministro Tabaré Aguerre.

El Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario cerraría 2016 con una leve contracción respecto a 2015, como consecuencia del contexto externo desfavorable que enfrentó el sector, consecuencia de la incertidumbre generada en las economías de varios de los países donde Uruguay coloca productos y el repunte incipiente de algunos precios en el mundo.

Es más, la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) está estimando que en 2017 el PIB del sector agropecuario permanecería estable. El Anuario 2016 fue presentado ayer, con un fuerte reconocimiento al legado de Mario Mondelli, director de Opypa a prácticamente un año del accidente que le costó la vida. El equipo de trabajo de Opypa mantuvo la línea marcada por Mondelli.

El trabajo “Situación y perspectivas de las cadenas agroindustriales 2016/17”, elaborado por la economista de Opypa Ángela Cortelezzi, especialista en el área Indicadores Sectoriales y Estudios Económicos, destaca que la economía uruguaya registró un crecimiento de 0,7% en el primer semestre de 2016 en comparación con igual período del año anterior. Los datos del PIB agropecuario recién se conocerán en marzo de 2017.

El trabajo técnico mostró que el sector agropecuario registró una caída de 5,3% en el período enero-junio de 2016 respecto a un año atrás, debido a la menor actividad en pecuaria (ganadería) y agricultura. En el primer caso el descenso se explica en la caída de la producción lechera, como reflejo de la crisis de precios internacionales y climática que afectó en lo interno.

A nivel agrícola, la baja se explica por menores rendimientos de soja y trigo, cultivos básicos en las rotaciones agrícolas uruguayas. A su vez, la contracción de la industria manufacturera que se vio en el primer semestre del año se explica en la caída en la producción de alimentos, especialmente en sectores como la lechería, productos de caucho y plástico y autopartes.

En lo estrictamente agropecuario, en lo que va del año y por el funcionamiento a pleno – por segundo año consecutivo- de dos plantas de celulosa, la cadena forestal vuelve a tomar protagonismo a nivel de las cadenas agroindustriales.

Para el cierre del año en curso se espera que las exportaciones de las cadenas forestales se reduzcan 1% en valor respecto a 2015. El trabajo publicado en el Anuario de Opypa 2016 destaca el leve crecimiento de las ventas de celulosa medidas en dólares, debido de la combinación de un aumento de los volúmenes exportados y una caída del precio de venta.

El aumento de los inventarios de las exportaciones fueron claves en la producción de carne vacuna en el ejercicio 2015/16, que se ubicó en casi 7% por encima del ejercicio anterior; se registró el quinto aumento consecutivo de las existencias ganaderas que superaron los 12 millones de bovinos.

A nivel de ovinos, las exportaciones de lana cayeron por reducción de demanda global, reflejo de la baja del petróleo.
La producción de soja mostró una caída de 29% respecto al ciclo de verano anterior por menor área de siembra (15%) y menores rendimientos (17%). En trigo hubo rindes mayores pero se vendió poco.

Rurales EL PAIS