Clima / Ganadería / Internacionales

Paraguay: pérdida en ganadería sería de G. 600.000 millones

Unos 2 millones de bovinos están siendo afectados por las inundaciones en las zonas ganaderas, y se calcula una merma de más de 200.000 terneros que a término podrían haber generado más de G. 600.000 millones, en forma global, según datos proporcionados ayer por el ministro de Agricultura y Ganadería, Ing. Agr. Jorge Gattini.

imagen-de-campos-de-pastoreos-inundados-con-vacas-nadando-al-costado-de-la-ruta-iii-captada-por-desire-cabrera-en-la-zona-de-arroyos_970_390_1318384

Foto: ABC

“Estimamos que existen unos 2 millones de bovinos afectados por las inundaciones y proyectamos una merma de más de 200.000 teneros, y debido a los problemas de caminos para sacar los novillos, es probable que muchos productores pecuarios no puedan pagar sus créditos y el sector también tenga que solicitar ampliaciones para el pago de sus deudas”, comentó a ABC color, el ministro Jorge Gattini.

Explicó que muchas zonas ganaderas son afectadas por las inundaciones, pero las más importantes son San Pedro, Ñeembucú y Bajo Chaco, etc.

La estimación de los G. 600.000 millones de pérdidas se tiene multiplicando por G. 3 millones que hubiesen generado dentro de dos años la venta de los 200.000 terneros perdidos con la actual creciente.

Una de las consecuencias que se espera tras la actual merma podría ser el aumento de precio del ganado.

Senacsa declararía zonas de emergencia

Por otra parte, ante las inundaciones, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) está analizando postergar el primer periodo de vacunación contra la fiebre aftosa; y por las inundaciones se declararían zonas de emergencia los departamentos de Ñeembucú, San Pedro, etc., según informó ayer el doctor Ricardo Feltes, director general de Sanidad y Trazabilidad del ente.

El Senacsa previó inicialmente que el primer periodo de inmunización de bovinos y bubalinos, en el marco de la erradicación de la fiebre aftosa, se inicie el 18 de enero del 2016 y se extienda hasta el 26 de febrero del mismo año; a su vez, el registro de las vacunaciones hasta el 11 de marzo. Sin embargo, se está analizando postergar el inicio.

Feltes explicó que durante el periodo de vacunación se implementarán medidas de facilitación en las áreas afectadas por la crecidas, para el traslado de animales, para evitar pérdidas sin descuidar el aspecto sanitario.

Pérdidas hortícolas

En otro orden, los horticultores también están sufriendo el impacto del exceso de lluvias. En las zonas de Alto Paraná y Caaguazú, las pérdidas se estiman en hasta 90% en parcelas de sandía, 70% en melón, 50% en tomate, informó ayer el presidente de la Cámara Frutihortícola del Paraguay, Ciro González.

Fuente: ABC

Rurales EL PAIS