Carnes / Expo Prado / Ganadería

INAC: dressing máximo de faena es mejor opción que la tercera balanza

Según Federico Stanham, “la determinación del peso para el pago del ganado en tercera balanza es una decisión del Ministerio de Ganadería”.

Federico Stanham 2

Federico Stanham, presidente del Instituto Nacional de Carnes.

“El dressing máximo de faena surge como una necesidad de estandarizar los procesos de producción entre cada una de las balanzas, de manera de tener información comparable día a día e industria a industria”, aseguró el presidente del Instituto Nacional de Carnes.

Federico Stanham dijo en Valor Agregado en radio Carve que las operaciones que se realizaban entre la tercera y cuarta balanza no eran uniformes entre las plantas e incluso no eran uniforme dentro de las mismas plantas entre un turno y otro. Afirmó que “un proceso de estandarización va a permitir tener mediciones acumuladas que se pueden comparar para generar información y traducirlas en señales claras de producción para valorizar más la canal y el ganado”.

Aseguró que con este decreto el ejecutivo no interviene en el negocio entre privados, según declararon industriales. Stanham dijo que “el argumento de la industria es totalmente válido y legítimo, pero entendemos que el ejecutivo no interviene en el mismo. Buscamos medir más objetivamente el valor carnicero de las canales para valorizar aún más el producto”.  

También mencionó que este proyecto, que está en un proceso de aprobación, tiene como fin aumentar la confianza en la cadena, pero “la confianza es difícil de decretar y más difícil de comprar. La confianza se tiene que construir, y este proceso es un paso a la construcción pero no el único”, señaló el presidente de INAC.

En cuanto al rendimiento, dijo que las carcasas entre peso vivo y balanzas intervienen otros valores: calidad del animal, alimentos, si tuvo estrés o no, genética y más. Stanham explicó que el decreto tenderá a uniformizar más los rendimientos entre las distintas plantas de faena o en la misma. Sin embargo, remarcó que el objetivo es “determinar temas métricos de que se debe sacar y que no, que antes no estaba establecido. Queremos crear las condiciones, construir un trabajo de pago por calidad y valor carnicero para que las partes se pongan de acuerdo”.  

Finalmente, el presidente del Instituto Nacional de Carnes contó que los controles van a estar a cargo del instituto. “Vamos a desarrollar un sistema de control inteligente en base al análisis de información con mini auditorías que se van a realizar de forma permanente; cuando se encuentre un desvío se aplicará una sanción”.

Rurales EL PAIS