Carnes / Ganadería

OIE pidió a parlamentarios usar mayor rigor científico

Vallat les exhortó a que no se dejen llevar por los sentimientos.

Frigorífico  Carrasco, faena de reses, foto Inés  Guimaraens , Archivo El País, nd 20080215

Carne. Datos contradictorios opacan sus aspectos positivos.

El director general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Bernard Vallat, se reunió con parlamentarios europeos buscando intercambiar opiniones y aportar conocimientos que redunden en una mejor elaboración de las políticas relacionadas con la ganadería.
Vallat hizo hincapié en el peligro que suponen las recientes controversias en cuanto a las consecuencias de ámbito mundial que tienen las relaciones entre el hombre y los animales.
“Temas extremadamente complejos como la influencia que tiene la ganadería en el cambio climático o como el potencial cancerígeno de los productos cárnicos, deben abordarse con el mayor rigor científico posible, y al interpretar ciertos datos no debemos dejarnos llevar por los sentimientos o la filosofía”, alertó el jerarca de la OIE.
Según su visión, “la gran cantidad de datos contradictorios que se publican tampoco debe llevarnos a subestimar los aspectos positivos que la ganadería aporta al hombre a nivel mundial, tanto desde el punto de vista nutricional como de reducción de la pobreza, así como por el hecho de que un tercio del planeta sólo se puede explotar mediante los rumiantes, que transforman los recursos herbáceos naturales en productos de gran calidad nutritiva”. Por eso, “el abandono de estos territorios conduce a situaciones extremadamente preocupantes en lo relativo al medio ambiente y a la seguridad territorial”, advirtió Vallat.
La inquietud por el bienestar animal, un tema que desvela a los consumidores europeos tuvo gran importancia en el encuentro.
En ese sentido, se recordó la avanzada postura de Europa en materia de exigencias relativas al bienestar animal, así como la posible distorsión de la competencia respecto a los costos de producción en los países del tercer mundo menos alejados.
Vallat anunció que, en diciembre de 2016, la OIE celebrará una conferencia mundial en México durante la que se debatirá una estrategia mundial para el bienestar animal que, de ser posible, adoptarán los 180 países miembros de la organización.
“Hoy asistimos a una profunda preocupación ciudadana por el bienestar animal”, explicó Vallat y agregó: “no sólo en los países occidentales, sino también en los emergentes, algunos de los cuales habrán reforzado considerablemente sus normas en este ámbito en un plazo de diez años, sobre todo gracias a las acciones de la OIE”.

Rurales EL PAIS