Empresas / Ganadería / Sanidad

Microsules presentó al MGAP pruebas para conocer tiempo de espera del ethion

Se espera confirmación del ministro Tabaré Aguerre para conocer días de espera para evitar trazas del especifico en carne.

Ganado vacuno, ganado Hereford, vacas , campo, en Durazno, nd 20070531, foto Ariel Colmegna, Archivo El Pais

“Cumpliendo el requisito que nos exigió el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, y aguardando al mismo tiempo la prueba de los tratamientos también solicitada, esperamos que con toda la información otorgada al MGAP pueda resolver el tema del ethion”, afirmó Gonzalo Simone, integrante del departamento técnico de Microsules.  

La semana pasada Laboratorios Microsules, en un trabajo conjunto con Grupo Marfrig, presentó oficialmente al Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) la prueba final que determina el tiempo de espera necesario para que no aparezcan trazas de ethion en carne.

Simone contó, en Valor Agregado en Carve, que al momento no se puede revelar cuál es el tiempo de espera exacto hasta que el ministro Tabaré Aguerre tome una decisión. “Sabemos que los productores están en plena época de brotes de la tercera generación de garrapata, por eso entendemos que es importante que se tome una resolución para poder volver a dar una herramienta de uso racional”, señaló.

El veterinario expresó que después que se determine el tiempo de retiro cero, “se tendrán que tomar las precauciones en el ganado que va ir a faena”. Aseguró que eso es parte del control que los veterinarios particulares hacen cuando certifican los animales que van a enviar a los frigoríficos habilitados de exportación.

Asimismo, dijo que también “está en la conciencia del productor utilizar esta herramienta con criterio y respetando los tiempos. De hecho, la industria está monitoreando para no tener problemas en los embarques”. Si bien está prohibido el ethion “podemos correr el riesgo de que se importe en vía directa de países vecinos”.

En su opinión, el uso racional a través de un plan de control de garrapata que respete la aplicación por generación, “y que por supuesto que no se destine el producto a las categorías que van a ir a faena en pocos meses”, puede ser una opción viable para volver a utilizar el producto y  “no prohibir el principio activo”.

Escuche a Gonzalo Simone en Valor Agregado:

Rurales EL PAIS