Congreso Mundial Hereford / Ganadería

Medir la “eficiencia de conversión” pone a Uruguay en la cima

Conectarán datos con Hereford canadiense.

DSCN1284

Elly Navajas, experta de INIA. Foto: Pablo D. Mestre

 

Pablo Antúnez.
El mes que viene comienza la fase de comenzar a publicar la información de Datos Esperados de Progenie (EPDs) de los animales que están participando en el proyecto “Eficiencia de Conversión de Calidad de canal y Carne en Ganado Hereford del Uruguay”, una iniciativa que pone al país a la vanguardia de la investigación genética.
Para fin de año se juntará la información genómica de los canadienses con los datos de Uruguay, para tener también una mayor precisión. El deseo es estar publicando EPDs para eficiencia de conversión para unos 2.000 animales.

Integración. El convenio se desarrolla en un plazo de tres años y demanda una inversión de US$ 2 millones, que son financiados en más del 50% por los integrantes de la red y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). La iniciativa es producto de la articulación entre organizaciones públicas y privadas, participando el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la Sociedad Criadores de Hereford del Uruguay.
Elly Navajas, investigadora principal en genética y mejoramiento genético animal en la Unidad de Biotecnología del INIA, explicó el proyecto que se inició en 2014 finalizará en 2017 y tiene por objetivo construir poblaciones de animales de entrenamiento para lograr resultados en eficiencia de conversión, calidad de canal y de carne y también de información genómica.
En el mismo se busca una herramienta de estimación genómica que llegue a los cabañeros para mejora la eficiencia de conversión de canal y la calidad de carne. Paralelamente reducir los costos de alimentación del ganado, aumentar la productividad y reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Para el proyecto se hicieron en la Central de Pruebas de la Hereford, en Kiyú, corrales con comederos automáticos para identificar información de consumo en forma individual de los animales, toros y novillos, que comen en grupo.

Canadá. Elly Navajas informó que “firmamos un acuerdo de trabajo con la Hereford de Canadá y juntamos nuestra base de datos con la de ellos y estamos haciendo una evaluación conjunta”.
Agregó que la iniciativa es para trabajar con más de 1.200 datos de animales de Canadá y 575 de Uruguay evaluados por el mencionado indicador de eficiencia.
Según explicó la investigadora “con estos animales que tienen esos datos de eficiencia, reunimos los datos de genotipados de las muestras de ADN. Ese es el objetivo final, implementar la selección genómica. Para animales que no tengan su registro sobre valores de conversión, en el futuro va a ser posible predecir el valor genético de esos animales, por más que no tengan su registro propio”. Hasta ahora, “existe una buena variación genética para hacer selección y con esa información lo que vamos a tener es una mayor precisión en poder evaluar la genética”.

Rurales EL PAIS