Ganadería

Lluvias paran la baja del precio del ganado gordo

Valores para novillo gordo están cercanos a US$ 3 por kilo

Ganado Vacuno

Pablo Antúnez

El mercado del ganado gordo está cerrando la semana con precios estabilizados más cerca de los US$ 3 por kilo que de los US$ 2,90 que venía manejando en los últimos días, según confirmaron a El País los consignatarios de ganado.

Las lluvias, tan esperadas por el campo, especialmente en los departamentos al sur del Rio Negro, le otorgan un respiro al productor y están ayudando a estabilizar los valores, ya que muchos productores igual vendían a los precios que proponía la industria porque había apretado la seca y el forraje de sus campos lo estaba sintiendo.

“No creo que venga una suba, pero por lo menos, se parará la baja”, estimó a El País el consignatario Ignacio Aramburu, recordando que la oferta se retrajo un poco y las faenas siguen altas.

Más allá de que el novillo gordo se estabilizó en US$ 3 por kilo de carne, la vaca gorda vale entre US$ 2,60 y US$ 2,70 por kilo de carne, dependiendo de su calidad.

Cada industria maneja un valor diferente —siempre dentro de las referencias antes citadas— y aunque hay plantas que están dando entrada para dentro de cinco o seis días, hay otras que alargan el ingreso del ganado para dentro de diez o doce días. Los frigoríficos no muestran demasiado apuro por comprar el ganado que va saliendo a venta. Hay alguna planta más comprada que otra.

Aramburu consideró que es muy posible que con las recientes lluvias, la oferta de ganado gordo se retraiga todavía más, en la medida que el forraje lo permita.

También consideró —como productor que es, además de consignatario de ganado— que con un precio de novillo gordo muy cercano a US$ 3 por kilo, el desestímulo es grande y hace caer las inversiones en verdeos de invierno. Esas pasturas serán las que sostendrán la oferta de ganado gordo en el invierno, cuando los campos sientan el rigor del clima.

Aramburu dijo conocer a muchos ganaderos que “con estos precios del ganado gordo van a parar de hacer verdeos” y bajarán su nivel de inversión porque los números no están dando.

FAENA Y MÁS. Según las cifras estadísticas del Instituto Nacional de Carnes (INAC), hasta mitad de febrero la faena de vacunos cayó 4,70%, pues se llevan industrializados 253.551 bovinos contra 266.059 bovinos a igual fecha de 2015. Las vacas gordas siguen dominando las faenas con un total de 133.869 cabezas contra las 132.632 que pasaron por los frigoríficos a la misma altura del año 2015.

La faena de novillos bajó 33.9% —según las estadísticas del INAC al pasado 13 del corriente— y abarcó 84.639 cabezas frente a las 128.220 cabezas industrializadas a igual fecha de 2015.

El mes pasado a la misma altura del año, Uruguay exportó 12.963 toneladas de carne bovina peso canal por un monto total de US$ 46.162.000. La cifren incluye las 433 toneladas peso canal de productos bovinos que se exportaron hasta la semana pasada.

A la misma fecha citada anteriormente se habían embarcado 33.682 toneladas peso canal por un total de US$ 132.569.000 y en 2014 se despacharon 24,281 toneladas peso canal por un total de US$ 90.775.000, siempre según las estadísticas del INAC.

Desde comienzos de año la proyección de INAC está previendo una faena anual de bovinos muy similar a la registrada en 2015, con un volumen muy cercano a 2.200.000 cabezas bovinas, con un precio de la tonelada exportada que estará cercano a US$ 3.800. De todos modos el precio continúa siendo atractivo y estará entre los niveles más altos, más en momentos en que Uruguay tiene una mayor competencia en destinos claves como lo es China o la Unión Europea. En China, el principal comprador en volumen, Brasil cada vez está volcando más volumen de carne y obliga a bajar valores.

Rurales EL PAIS