Ganadería

La versatilidad de la raza Angus se apreció en la gira de criadores

Angus y más… No sólo se cumplió plenamente el objetivo marcado para la gira de otoño, sino que los criadores de todo el país pudieron comprobar, con sol y con lluvia, planificación, comida, y todo lo que se necesita para potenciar la buena genética.

 

Pablo D. Mestre. 

En la recorrida anual que organiza la Sociedad de Criadores de Angus, este año visitaron 4 establecimientos, en los departamentos de Lavalleja, Rocha y Florida: “Comprobamos que la raza se sigue adaptando a planteos muy distintos, desde una terminación 100% a pasto, a una con suplementación, novillos que se preparan para corrales de 481”, dijo el Ing. Lucas Gremminger, y destacó que “a pesar del momento, la buena concurrencia y el entusiasmo de la gente que nos acompañó”.

La Mariscala.

Este establecimiento familiar que ocupa un total de 12.000 hectáreas en una explotación agrícola-ganadero: combina siembra anual de unas 2.000 has de soja y 300 de arroz, con un sistema ganadero de tipo ciclo completo con énfasis en la invernada.
Combina zonas de lomadas con muy buena fertilidad (mayoría 10,7) con bañados con costa al río Cebollatí y al arroyo Aiguá, así como campos duros. En los mejores campos se realiza agricultura en rotación con pasturas, contando actualmente con 4.300 hectáreas de praderas de alta producción en base a Festuca, Trébol blanco y Lotus tenuis. Esto se combina con mejoramientos de Lotus tenuis en aproximadamente 1.500 hectáreas de bañados y con otras 1.500 has de Lotus rincón en las zonas más duras.
Realizan ciclo completo abierto con énfasis en invernada y manejan un stock de 9.367 vacunos. Al año venden más de 4.300 vacunos gordos y pretenden llegar a 5.000 en el corto plazo. Ignacio Fernández Liñares explicó que aproximadamente el 80% de lo que se vende se produce en la empresa y en otros establecimientos de la familia, poniendo mucho énfasis en el recurso genético. En ese sentido aseguró que se mantiene un rodeo de cría cruza Angus/Hereford capitalizando el vigor híbrido: “Todo invernador sabe que caretas son caretas…, con eso no le erramos”.
Fernández Liñares explicó que se entoran aproximadamente 2.000 vacas y vaquillonas. Las vaquillonas reciben el primer servicio al año y medio y dos años, las punteras de la generación se entoran en invierno y el resto en primavera con las vacas multíparas. “Todas las vaquillonas se entoran con Angus” aseguró. En cuanto a las vacas multíparas se utilizan toros Angus y Hereford, buscando mantener un equilibro en los ganados cruza. Respecto a los toros son producidos en otra empresa de la familia en Florida.
La recría de terneros se hacía en campo natural y ahora con los puentes verdes: “Gracias a la soja nos independizamos de la ración”, dijo Fernández. Los novillos son embarcados con dos años y dos años y medio con 480 kilos, que dan 240 kilos carcasa en segunda balanza.
Además del vigor híbrido, destacan al Angus por su gran facilidad de parto y excelente habilidad materna, además de su mayor resistencia a problemas de ojo. Y dentro de la raza optan por el colorado, por su mayor resistencia al calor y a la mosca de los cuernos.

El Álamo.

En las costas del embalse de la represa India Muerta, establecimiento El Álamo, de la firma “Las Dos Hermanas, desarrolla un sistema agrícola/ganadero en 4.900 hectáreas, de las cuales 1.500 se utilizan en rotación de cultivos y 3.500 se destinan únicamente a la producción ganadera. Para ello cuentan con praderas permanentes, verdeos, coberturas y campo natural, divididos en 100 potreros.
Jorge Deal, responsable productivo de la empresa, explicó que pasaron de un sistema 100% de invernada a ser un establecimiento de cría y ciclo completo (compraron vientres elegidos y toros en diversas cabañas Angus). Tienen como herramienta un corral de engorde para 1.200 novillos, que se utiliza como fusible para años donde hay que bajar el área agrícola y aumentar la de los animales, o viceversa.
Cuentan con un rodeo de 2.500 vientres en producción, con fecha de entore del 15 de noviembre al 10 de enero y del 15 de abril para la inseminación de vaquillonas. El promedio de preñez es del 86%.
La recría de terneras se realiza en las coberturas y verdeos invernales, pasando por campos mejorados para llegar al entore a los 18 meses cuando se insemina al 100%. Los machos, luego del destete, con 185 kilos, pasan por praderas hasta mediados de mayo y van a confinamiento hasta fin de septiembre, cuando salen a las praderas hasta su venta.
Una de las bases del sistema es que cuenta con una represa que tiene 21 canales, por el que se puede regar por desnivel en torno a 700 hectáreas de campo con todo el sistema desarrollado, 170 has de arroz o cultivos de verano. Estos canales pasan por tajamares de gran porte para proveer agua al ganado, o bien son usados como reservorios de agua para levantes a las partes altas del campo.
En la recorrida se apreciaron 170 hectáreas de pradera en riego donde se está realizando la invernada de vacas, lo que se ve como un oasis verde en una zona hoy complicada.
Hay que producir Angus porque es lo que pide el mercado, aseguró Jorge Deal. Afirmó que la empresa escogió la raza Angus “porque creemos que tiene las mejores características, se adapta a las condiciones del sistema y frente al mercado es lo que la gente elige”.

Ojo de Sol.

En este establecimiento en Lavalleja, Mario Chacón y su familia viven y trabajan. Comenzó con 69 hectáreas y hoy explotan 547, Coneat 140, divididas en 21 potreros.
La empresa se dedica a la invernada intensiva de novillos, alimentados en praderas (sobre rastrojos de soja y avena) y con raciones balanceadas.
La dotación actual es de 654 novillos, se producen 680 al año, que se venden con 500 kilos en planta. Los animales llegan al establecimiento, sobre el año, con un peso aproximado de entre 310 y 320 kilos.
Se embarca todo con 2 dientes (frigorífico San Jacinto), y tienen un rendimiento en planta de entre 56 a 58%.
La reposición de los animales es del mismo origen.
Chacón aseguró que Angus es la mejor opción y lo comprobó tras haber experimentado con distintas razas. Explicó que le brinda excelente respuesta a la buena calidad de alimentación. Además ponderó la muy buena relación de tamaño a kilo de carne de mucha calidad.
Está en una zona muy castigada por la seca y pese a eso los ganados que se vieron, suplementados con ración, mostraban muy buen estado.
El productor es reconocido por la calidad de los novillos que saca. “Hago hincapié en la calidad de los ganados que compro porque realmente me conviene pagarlos un poco más, pero el resultado de la cuenta es mejor”, aseguró a los presentes en la gira.
La producción es de algo más de 250 kilos por hectárea, y busca los ganados Angus y de buena genética. Para ello tiene armado el negocio con sus proveedores, a quienes compra todos los años el mismo ganado.
Aseguró que prefiere cargar los ganados desbastados, “vendo carne, no vendo pasto adentro del rumen, y de esa forma me entra un novillo más por camión, además de que los novillos viajan más cómodos”, aseguró. Agregó que “si el ganado está bien, pasa bien y toma buena agua, sin dudas me va a dar buen resultado”.

Los Leones.

En el departamento de Florida, sobre 3.135 hectáreas, Coneat promedio 132, está el establecimiento “Los Leones”. Comprende 1.144 has (36%) para agricultura, 1.608 has (51%) para ganadería, 306 (10%) forestal, y está dividida en 71 potreros (promedio de 44 hectáreas c/u).
El stock de animales es de 1.439 vacunos, 1.250 ovinos y 33 equinos, con una dotación de 0,92 (0,76 vacunos, más 0,14 ovinos, más 0,02 equinos).
Realizan un ciclo completo con una interacción muy alta de la agricultura que hacen ellos mismos; atrás de los rastrojos van ganados. Lo interesante es que toda la invernada y la cría es sobre pasturas, no se suplementa nada. El 100% de lo que se inverna es sobre pasturas, con praderas de alta productividad, sólo el 12% del campo es natural.
El Ing. Agr. Rodrigo Fernández Abella, asesor genético del establecimiento, desde el 2008, definió al ganado como “muy Angus, cumple el objetivo que le pide la ganadería: producir novillos precoces que dan todos los cortes de exportación con rendimientos muy altos, de 55,39% promedio en los últimos tres ejercicios”.
Las vacas son 100% Angus, esto es Angus sobre Angus. En la recorrida se vieron 1.015 cabezas Angus puras, (procede de Durán de Paysandú).
Los toros son propios del plantel, en sus inicios trabajaron toros del Modelo y se realiza inseminación al 100% de las vaquillonas con 15 a 18 meses. El porcentaje de preñez en vaquillonas es de 88,7% y en vacas del 90%. Se insemina con toros americanos y argentinos, y está enfocado, básicamente, a la facilidad de parto y mirando datos de carcasa para cumplir con el objetivo de mejorar la calidad de carne.
La cabaña produce 35 toros por año; 25 los vende en Durazno, junto con Frigorífico Modelo, y produce sus toros propios, desde el 2009 no compra toros. Las vacas son 500 Angus puro, la idea no es aumentar el rodeo, tienen una alta presión de selección, se refuga el 25% de las terneras y se deja 40 terneros enteros de un total de 300. También hace presión de selección en la hembra. Es un ganado muy largo, muy uniforme, con alto peso, pero mantiene la fertilidad, todo lo que falla de vaca y vaquillona sale del sistema que tiene un porcentaje del 89,6% de preñez. Hace 3 años se está seleccionando además por ubre, las vacas con ubres indeseadas después del destete se las saca.
Se vio que es un establecimiento castigado por la falta de agua (sólo llovieron 59 mm en los últimos 4 meses).

Adaptado.

Tras la recorrida que abarcó jueves y viernes en dos jornadas bien distintas, una con sol y calor impropia de la época, y la de ayer con la bienvenida y disfrutada lluvia, el Ing. Agr. Lucas Gremminger Terra se mostró muy conforme. “Vemos cómo la raza Angus se sigue adaptando a planteos productivos muy distintos en el país”. Por otra parte, el presidente de la Sociedad de Criadores destacó “la alta participación, y especialmente el entusiasmo de los criadores de todo el país”.

Rurales EL PAIS