Ganadería

La faena es alta y faltará más ganado en la postzafra

Se conocen negocios a US$ 3,35 para entrega julio/agosto

Ganado vacuno, ganado hereford, vacas, campo , Durazno, nd 20070531, foto Ariel Colmegna, Archivo El País

Pablo Antúnez

El mercado del ganado gordo deberá moverse más en esta postzafra. El incremento de 14% en la faena de bovinos que reflejan los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) entre el 1° de enero y fines de mayo, así como algunas señales de la industria frigorífica, que está concretando negocios a US$ 3,35 por kilo para ganados de pradera con entrega en julio y agosto, están mostrando que se prevé una postzafra más acentuada que el año pasado.

Los embarques dentro de Cuota Hilton prácticamente están terminados y los frigoríficos elevaron la faena para cumplir con este cupo y procesar todo el ganado que saliera a venta.

Hasta el pasado 27 de mayo, según datos del INAC, los frigoríficos industrializaron 966.142 cabezas bovinas, con predominancia de las vacas, igual que en años anteriores. El año pasado, a la misma fecha se habían matado en las plantas habilitadas 846.700 cabezas bovinas.

Esta semana, el director ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva a Corral (Aupcin), el Dr. Álvaro Ferrés, aseguró a El País que “la diferencia frente al año anterior, es que la industria frigorífica, hasta ahora, está bastante apática en hacer para adelante convenios con precios fijos del ganado y de volumen”, pero a la vez, “está más activa”.

El ejecutivo dijo conocer la concreción de negocios que se hicieron por ganados de pradera a US$ 3,35 por kilo para entregas en julio y agosto” y consideró que “esas señales están mostrando que se prevé una suba de precios”.

A su vez, Guillermo Villa, delegado de la Federación Rural en la Junta Directiva del INAC, reconoció que “no habrá mucha oferta de ganado gordo en los próximos meses. Los ganados que estaban prontos, que fueron muchos, se fueron consumiendo por la industria”, explicó el productor.

Villa afirmó que actualmente “los precios del ganado gordo, con un novillo de campo en el entorno de US$ 3 o US$ 3,05 no cierran para el productor” y eso se refleja también en un desestimulo al momento de invertir. A partir de este mes, el INAC comenzó a publicar en su página el precio del novillo gordo de campo, utilizando como criterios para el cálculo de este nuevo indicador los mismos que se utilizan para el cálculo del indicador global (novillos gordos, de más de 380 Kg. de peso en pie, de razas carniceras y sus cruzas, valor contado y puesto en frigorífico). La diferencia radica en el alcance de las operaciones incluidas: el Novillo Gordo Campo comprende exclusivamente las operaciones pactadas en cuarta balanza provenientes de Dicoses (léase predios) no inscriptos en el Sistema Nacional de Identificación Ganadera (SNIG) dentro de corrales de engorde.

El valor promedio para la semana del 28/5 al 3/6, se ubicó en US$ 2,954 por kilo, cuarta balanza, 3,2% inferior al precio del novillo gordo (total) y correspondió al 85,7% del total de operaciones en cuarta balanza de la misma categoría.

Satisfacción. Mirando más hacia la postzafra, Villa reconoció que los US$ 3,35 por kilo para el novillo gordo de pradera pactados por la industria para julio y agosto, “es un precio razonable. Es más de 10% de lo que se está recibiendo hoy”. Más allá de esa satisfacción, recordó que “no todos los productores los podrán aprovechar”, porque muchos predios venden ganado de campo.

Rurales EL PAIS