Ganadería

Industrias intentarían bajar precio del ganado por mayor rendimiento

Para Juan Bocking el mejor negocio es la tercer balanza, “es un tema numérico”.

Ganado vacuno en camiones. Foto: archivo El País.

Ganado vacuno en camiones. Foto: archivo El País.

Todos los actores del sector cárnico están expectantes por ver cuáles son los efectos que surgen de la nueva reglamentación del dressing máximo de faena, que determina un listado de estructuras que se pueden retirar durante el proceso, y en las primeras semanas ha provocado un aumento en el rendimiento del ganado.

Para Juan Bocking, director del escritorio Bocking SRL, el aumento de rendimiento de los ganados, estimado en 1% a 2%, va a provocar que las “industrias traten de descontar esos puntos de dressing argumentando que el valor de lo que se saca del animal es uno solo”.

El consignatario aseguró, en Valor Agregado en Carve, que el decreto implementado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) va ayudar a estandarizar y regular los dressing, pero la nueva operativa “no es clara para los productores, la industria y los operadores”. Agregó que la considera “una ayuda pero no una solución” para la comercialización del ganado.

Bocking afirmó que “indudablemente el mejor negocio es la tercer balanza; no entiendo por qué la industria se resiste tanto cuando es un tema numérico”. Si bien el operador entiende que es necesario un ajuste para lograr una mejor carcasa, “no hemos encontrado el paralelismo entre la mejor carcasa, con un dressing bajo y la parte genética. Es una ecuación difícil de explicar”.

Mercado. “Fue una semana en la que aparecieron más oferta, las industrias lo están notando y juegan su partido con algunas bajas en los valores”, comentó Juan Bocking. El operador dijo que los compradores están siendo más cautos en la concreción de negocios y el precio por novillos buenos, pesados y con entradas relativamente rápidas rondan los US$ 2,90 a US$ 2,92 a la carne, mientras que por vacas se manejan desde US$ 2,65 a US$ 2,68.  

El comportamiento del clima en los próximos días podría continuar jugando a favor del productor y eso provocaría que “no haya una presión de venta grande y los valores se estabilicen”.

Escuche a Juan Bocking:

Rurales EL PAIS