Congreso Mundial Hereford / Ganadería / Internacionales

Hereford: una raza productiva en Uruguay, la Patagonia y México

En el marco del Congreso Mundial Hereford un productor de México y otro de del Sur de Argentina conversaron en Valor Agregado sobe la realidad de la raza y la producción ganadera de cada país.

FullSizeRender

Rurales – El País.

Varios criadores de distintas partes del mundo llegaron a Uruguay en busca de animales de calidad y con cualidades globales de la raza. “El Hereford uruguayo es de lo mejor a nivel mundial”, comentó Pedro Schmelz. El criador de la Patagonia, Argentina; dijo que la evolución de la raza en Uruguay ha sido importante y prácticamente todos los animales cumplen con las cualidades más buscadas en el mundo; por ejemplo la pigmentación en los ojos.

Miguel Sánchez, productor ganadero del Norte de México, sobre la frontera con Estados Unidos; se mostró muy impresionado por la muy buena calidad de los ganados uruguayos. “También me sorprende la ganadería en general, el tipo de terreno donde se trabaja y las condiciones climatológicas del país”.

Está claro que lo interesante de estos eventos es la posibilidad que tienen los productores por conocer la diversidad de la raza, los distintos lugares de producción y lo bien que se produce en lugares con características totalmente diferentes. En este caso vamos desde el Norte de México hasta la Patagonia; o también llamado el “fin del mundo”.

México. Según explicó Sánchez, es un país donde el Hereford está retomando nuevamente el auge y el predominio que tuvo la raza históricamente. “El Hereford fue importante hasta finales de los años 70, pero a principios de los años 80 empezaron a ingresar nuevas razas, como Charolais y Brangus, que rezagaron la importancia del Hereford”.

El criador dijo que la ganadería en el Norte de México está ligada a la exportación de terneros en pie al Sur de Estados Unidos, debido a que las condiciones de ambas regiones son similares, y aseguró que está viviendo un muy buen momento de producción con precios que vienen en crecimiento desde los últimos tres años.

“Lo común es exportar el ternero justo después del destete o hasta un poco menos de los dos años con un peso promedio de 200 kilogramos. El año pasado tuvimos precios récords históricos que rondaron los US$ 1.300 por ternero”, confirmó Sánchez.

En esa zona de México el negocio ganadero es un círculo, el productor exporta el ternero a Estados Unidos y el comerciante importa la carne también desde ese país.  “Es más eficiente enviar el becerro a engordar, finalizar y matarlo en Estados Unidos que hacerlo en México, ya que tienen una tremenda producción de granos, y a menor precio, que hacen más rentable el engorde”, indicó Sánchez.

Escuche a Miguel Sánchez:

 

Argentina. Pedro Schmelz dijo que cada país vive su realidad de precios y goza de beneficios de acuerdo a las zonas donde está ubicado. En la Patagonia el Hereford representa más del 90% de la ganadería y disfruta de un estatus libre de aftosa. “El gran pulmón productor de Argentina no nos pueden enviar carne con hueso y la Patagonia produce solo el 35% del asado con hueso que se consume, por ende, tiene un sobre precio”, explicó. “Un novillo gordo de 380 kilogramos aproximadamente, que significa el promedio de peso a faena, está en el entorno de US$ 2,40 el kilo en pie”, añadió.

Schmelz afirmó que la ganadería en la Patagonia es estacional y en invierno nada crece. “Si uno quiere meterle kilos a los animales debe suplementar y ese suplemento tiene un costo bastante alto, pero si se logra hacer con eficiencia el proceso, el margen de ganancia es meritorio”.

El criador se refirió a la actualidad de la ganadería argentina y los próximos desafíos que se deberá enfrentar. “Hoy en Argentina soplan otros vientos, nos hemos dejado de pelear y no tenemos más enemigos”, aseguró. Además agregó, “Argentina tiene que volver a producir ganado porque es un jugador importante y creo que en los próximos años va a suceder”.

Por último, Schmelz comentó que “el ADN argentino es ganadero y sigue intacto, pero requiere de un tiempo para reacomodar la producción”. También recomendó “un trabajo en conjunto ente Uruguay y Argentina, al igual que México y Estados Unidos, para transformarse en un gran abastecedor de carne en el mundo”.

Escuche a Pedro Schmelz:

Rurales EL PAIS