Forestación / Ganadería / Hereford

Hereford productivo también debajo de los árboles

En cabaña “Santa Magdalena”, de Barbosa, se vio la sinergía entre ganadería y forestación.

Pablo D. Mestre. 
Más de un centenar de personas dieron el marco a la Jornada Hereford y Forestación organizada por la Sociedad de Criadores en Estancia “Santa Magdalena”, de la familia Barbosa, en Lavalleja.
“El balance fue muy positivo por la alta convocatoria y por la presencia de gente muchas zonas”, afirmó el Cr. Javier Aznárez Elorza. Y dijo que se cumplió con el objetivo de ver la sinergía e interacción de la ganadería y la forestación, “rubro con rol preponderante en varias empresas y zonas del país”.
El presidente de la Hereford aseguró que “se comprobó cómo la forestación potencia los números de la empresa, pero sin sacarle lugar a la ganadería, generando una sinergía positiva, muy destacada”. Y destacó que “vimos ganado Hereford muy productivo, con enfoque muy claro, buscando animales muy funcionales basándose en lo que son las herramientas que brinda la Sociedad como los datos objetivos”.

Los datos.
“Santa Magdalena” es un establecimiento familiar, fundado por Don Julio Barbosa en el año 1939 y en el año 1962 se incorporó su hijo el Ing. Jorge Barbosa. Desarrollan un área de 897 has sobre suelos, con un índice coneat promedio de 95. Además de otro establecimiento en Colón (Lavalleja), con el cual articulan en el manejo del ganado. El uso del suelo se reparte en: 45% campo natural y coberturas, 26% praderas/verdeos y 28% forestación.
Manejan una carga de 1,10 con muy buen manejo y logran una preñez estable de entre 80 a 85%.
La producción consta de cabaña Polled Hereford con ciclo incompleto, cría ovina con base Corriedale con cruza Merino Dohne, con venta de corderos mamones/pesados. Además producción de semilla fina (Lotus, Trébol rojo, raigrás).
La forestación ha tenido un importante aumento en el área del establecimiento. El laboreo para las plantaciones se realiza solo en el surco de forma de aprovechar el mayor forraje posible, por lo que se minimiza la pérdida de área pastoril. La sinergía con la ganadería es muy positiva y el impacto económico en la empresa es muy importante.
Según mostraron en la jornada de este establecimiento que es integrante del Grupo Crea Serrano, el rodeo Polled Hereford tiene una muy buena performance en los montes debido a su rusticidad, y gracias a la docilidad de la raza que facilita mucho el manejo de los lotes en los montes. Las categorías utilizadas para pastorear bajo los árboles son vacas preñadas/falladas, vaquillonas, novillos, ovejas preñadas/falladas.
El rodeo consta de unos 280 vientres, mitad pedigrí y mitad HS. Por año se venden 50 toros a los 2 años, la mitad de las vaquillonas a esa misma edad, y algunos vientres preñados.

Nutrición.
El manejo nutricional para la Recría es: terneros/as el primer invierno en pradera/verdeo más sorgo; los toros siguen en pradera y segundo otoño/invierno con grano; las vaquillonas, segundo invierno en montes o coberturas y la cola en algún verdeo. Y los machos refugo, si se quedan segundo invierno, terminación en verdeo.
Para la cría, el manejo de los vientres se realiza siempre sobre campo natural, coberturas o montes. Todo el rodeo con fardos de cola de cosecha durante invierno a razón de 1 fardo por vaca aproximadamente.
El entore es en diciembre-enero, se hace D.A.O. (diagnóstico de actividad ovárica) en diciembre y destete temporario/precoz, menos a los machos PI. La inseminación, es a fines de noviembre en vaquillonas con sincronización. IATF (tiempo fijo), a algunas vacas cría.

Plantel.
Se inició en 1981 con ejemplares comprados en la liquidación de “La Rábida” de Santayana. También se compraron vientres en la liquidación de Rodríguez Seré y de Lohigorry.
Se hace hincapié en la selección de padres a partir del EPD, y luego por fenotipo.
La cabaña pone especial énfasis en bajo peso al nacer, alto crecimiento y alta circunferencia escrotal.
En la apreciación fenotípica, buscan ejemplares con frame 5 a 5.5, pelaje oscuro y 100% pigmentado.
Los toros y vaquillonas P.O. a los 2 años son tatuados como H y HS.
Y el 100 % de los vientres son evaluados cada año en fertilidad y productividad.

¿Por qué Hereford?
Los integrantes de la familia Barbosa explicaron los motivos por los cuales se volcaron a la raza. Rusticidad: “bajo mantenimiento de vacas de cría y vaquillonas, que permite buena performance con bajas ofertas forrajeras” (como en los montes por ejemplo).
Por el temperamento y docilidad: “facilita mucho el manejo en general y en particular el trabajo en los montes”.
Y pusieron hincapié en que desde hace muchos años “tenemos una amplia información objetiva que nos permite seleccionar por las principales características”.
Otra característica que destacaron fue la facilidad de parto: “debido a la selección por ese aspecto reducimos problemas de distocia a la mínima expresión”.
También Hereford porque “nos asegura obtener todas las bonificaciones en faena”. Además, que “es la raza mayoritaria en el país”.

Forestación: ¿por qué y cómo?
Explicaron que la primera expansión la hicieron en la década del 80: “para cubrir áreas muy degradadas con grandes cárcavas y dar estructura al suelo. Variedades: Pinos y Grandis.
La segunda expansión, en la década del 90: “con la Ley de prioridad forestal, aprovechando suelos marginales, buscando mayor rentabilidad y aprovechando su complementariedad con otros rubros (abrigo, sombra)”. Variedad: Globulus.
Y la tercera expansión es la de ahora: “un mayor impacto económico en la empresa sin deterioro en la parte productiva. Variedades: Maidenii, Smithy, Grandis.

Manejo en los montes.
Las categorías son: vacas preñadas, vaquillonas, novillos, ovejas preñadas, ovejas consumo. Entrada al pastoreo en plantación: ovinos 1 año, vacunos pequeños 1,5 años, adultos 2 años. Luego del corte: categorías chicas 1 año, adultos 2 años.
Superficie de pastoreo: hay un 30 – 40 % aproximadamente del potrero que no se planta laboreo solo del surco de 1.5 mts (distancia entre surcos 4 mts).

Rurales EL PAIS