Agricultura / Ganadería / Gremiales / Hortifruticultura / Lechería

“Hay que valorar al sector productivo, es urgente y necesitamos respuestas”

El campo se encuentra en estado de emergencia, por tanto lo está todo el país, resaltó Marcos Algorta.

El productor lechero e impulsor de las movilizaciones leyó la proclama de todos los productores del país frente a un gran número de manifestantes. “El campo se pone de pie y esto es una causa de todos”, aseguró.

La coyuntura internacional “nos tiene en aprietos”, inició Algorta. “Hemos ajustado todo lo que hemos podido nuestros sistemas de producción y estamos aquí por todo lo que se puede hacer en el país y no se está haciendo”, remarcó.

Según explicó Algorta, tenemos el combustible más caro del país y de la región. El precio del barril cayó de 115 dólares a 30 dólares en los últimos 20 meses y el precio del gasoil uruguayo no se corrigió. “Es el insumo fundamental para el desarrollo de todas las actividades; corresponde al 50% del costo de nuestros transportistas”, señaló. ¿Todos los uruguayos debemos tapar el agujero de ANCAP?, preguntó Algorta. Además, las carencias en infraestructura aumentan los tiempos y costos de desplazamientos.  

“Se nos dijo hace varios meses que la UTE iba a bajar un 20% y empezamos el año con una suba del 10%. Es otro insumo pesado que dañan nuestros costos”, indicó el vocero de la movilización. Asimismo cuestionó, mientras cientos de productores aplaudían sus palabras; ¿debemos pagar las ineficiencias del gobierno?

Por otra parte, resaltó que los establecimientos ganaderos y lecheros sufren la inseguridad por abigeato. Por qué tenemos que seguir soportando que en la noche se reduzca nuestro capital de trabajo que tanto cuidado nos da día tras día.  

En lo que refiere a las deudas con Venezuela, Algorta dijo que el gobierno bolivariano debe más de 85 millones de dólares al sector lácteo y más de 7 millones de dólares a los fasoneros de pollos. “Fue el presidente de la República que nos aseguró el cobro”, destacó. Este atraso de pagos ha provocado la baja del precio de la leche por parte de las industrias; en un año el valor bajó 45%. “¿Nadie va a tomar medidas? ¿Cuánto tiempo tiene que esperar la industria láctea para que aparezca el dinero?”, preguntó el productor.

Marcos Algorta dijo que el sector agropecuario tiene 15 mil productores menos y más de 80 mil personas dejaron de vivir en el campo en los últimos 10 años. Además, están cerrando industrias y aumenta la tasa de desempleo.  

Finalmente, los productores exigieron que se reconsidere los aumentos de las tarifas y se busquen otras medidas para financiar las ineficiencias del gobierno, que ajusten el precio del combustible, que se aumente el patrullaje rural nocturno, que aparezca la plata de Venezuela, punto que se responsabiliza directamente a Tabaré Vázquez; y que se apriete el cinturón del estado para aflojar el de la ciudadanía.

Rurales EL PAIS