Carnes / Ganadería

“Hay deberes que son impostergables”

Mejora en competitividad interna y en la inserción internacional, son temas claves para Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando.

DSCN9933

Hacia EEUU. Los novillos producidos en Uruguay se diferencian en restaurantes de Nueva York. Foto: Pablo D. Mestre

Pablo D. Mestre.
Presencia directa en el plato de los consumidores. Frigorífico Pando viene desarrollando una línea de negocios en el mercado de Estados Unidos, llegando a las cadenas de restaurantes que ofrecen la carne uruguaya en forma destacada, ponderando su calidad diferencial.
En ese sentido Eduardo Urgal, director de la empresa estuvo en los primeros días del año procurando intensificar esa corriente comercial en forma directa. Si bien comentó que no tuvo sorpresas o resultados distintos a los esperados en esta visita comercial, sino que “fue más bien un “prepararse para lo que se puede venir o que necesitamos que se venga…”, sí destacó la importancia de estar, visitar, presionar y ver, pues “siempre aporta y ayuda a construir algún negocio”.

REALIDAD. El director del Frigorífico Pando sostuvo que en el mercado Estadounidense de carnes “no se ve reactivación, al menos para el primer trimestre de este año 2016”.
Entre las razones para que ello se dé así, enumeró que están con stocks de carne congelada récord: “básicamente por las masivas cargas de Australia y Nueva Zelanda en el último trimestre 2015”.
Además el industrial analizó que los precios de la hacienda americana se ubica en los niveles mínimos de los últimos tres años “y si bien los operadores a todo nivel tienden a pensar que tocó el piso y debería llegar el rebote, los costos del feeding están muy competitivos para producir proteínas en EEUU, y conforme evolucionan los commodities no hay ninguna señal de que pueda cambiar esa tendencia”.
Por otra parte Urgal consideró que el dólar fortalecido en el mundo pone en el centro de atención a EEUU como destino para las carnes. “Además de los tradicionales proveedores: Australia y Nueva Zelanda, se ve carne de Centroamérica, Nicaragua, Costa Rica, Honduras, e inclusive de Irlanda (que la promocionan como “Grass Fed” (alimentado a pasto), en los almacenes”.

DESAFÍO. Consultado sobre qué pasará, mencionó el informe del USDA que proyectó que el 2016 será el año que menos carne importará EEUU de los últimos tres. “Se estima que entre un 11 y 13% del consumo de carnes es importada (algo así como más de 4 veces el total de la exportación de carne de Uruguay), lo que nos da una dimensión de la importancia de este mercado como cliente para nuestras carnes y la relevancia que puede tomar en los próximos años conforme avanza la economía mundial”.
La buena noticia para Uruguay es que la carne producida a pasto, sin hormonas ni antibióticos suma adeptos en la preferencia del consumidor americano. “Ahí los uruguayos tenemos un camino por recorrer que podría estar recién comenzando”, sostuvo Urgal.
Pero en contrapartida “nos estaremos lamentando pronto de haber “perdido el tren” del TLC con Estados Unidos, porque las 20.000 toneladas no son suficientes para el complejo cárnico uruguayo y tampoco soportable pagar 26% de impuestos para ingresar nuestra mercadería”, sostuvo.
No obstante ello, el director del frigorífico Pando se mostró optimista para los próximos 2 o 3 años en este relevante mercado. “Creo que podrá amortiguar en algo la incesante caída del mercado Chino que no encuentra piso. Habrá que ver qué puede pasar, sobre todo cuándo y cómo ingresan Argentina y Brasil y las consecuencias comerciales”. En este sentido Eduardo Urgal afirmó que Uruguay siempre gozó de muchos mercados “y la rápida respuesta comercial permitía movilizarnos de un lugar a otro en procura de una mejor valorización; esa fortaleza parece agotarse con las recientes habilitaciones de Brasil a China y las próximas a EEUU, también de Argentina que ya anuncio la apertura de Canadá”.
Y el desafío es este pues, agregó, “ya no estamos solos”. Para el complejo cárnico uruguayo “la mejora en la competitividad interna e inserción internacional parecen ser dos deberes que no admiten mayores postergaciones”, aseguró.

Carne con “garantía” uruguaya

“Estamos orgullosos de ofrecer carne Angus naturalmente certificada, alimentada naturalmente a pasto, criada libremente y ofrecida por Frigorífico Pando de Uruguay. Una región de tierras fértiles, con libre acceso a pasturas naturales y un gran tramado de ríos y arroyos”.

Sin título

Sello. La carta del restaurante Balvanera en Nueva York destaca a Uruguay. Foto: Pablo D. Mestre

Con ese texto, el chef argentino Fernando Navas, responsable de la cadena de restaurantes Balvanera, en Nueva York, presenta los platos de carne a sus comensales.
“Se ha impuesto la calidad de la carne uruguaya que los consumidores valoran y reclaman”, dijo a El País. Y destacó que “es buena cosa que Uruguay se diferencie por la calidad, cosa que en el circuito gastronómico de Nueva York se aprecia”. En ese sentido consideró que “el consumidor cada vez más pide seguridad y la carne uruguaya la brinda”.

Rurales EL PAIS