Ganadería

Según Aupcin, habrá menos ganado en corrales de engorde

Precio de la reposición y exportación en pie complican los números.

GANADO VACUNO
Pablo Antúnez

Será un año complicado para los corrales de engorde. “Es  diferente al año pasado”, admitió a El País el secretario ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), Álvaro Ferrés.

Es que actualmente “los precios de la reposición respecto al ganado gordo están mucho más desfavorables, el valor de los alimentos está igual -aunque hay que ver cómo se comportan en el año las importaciones de granos desde Argentina- y la perspectiva de valores del ganado gordo tiene una tendencia diferente. Por un lado,  lo que es cuota está bastante estable y lo que no es cuota, lo que nos transmiten es que tiene que ser a menor valor”, explicó Ferrés.

Desde la Aupcin se prevé que 2016 “sea un año muy difícil para los  corrales de engorde y para los invernadores, ya que los costos de la producción, donde la reposición es el principal con respecto al precio del ganado gordo, están muy caros”, sostuvo el ejecutivo.

Ferrés consideró que no hay perspectivas de mucho cambio porque hay mucha demanda por categorías de reposición y a su vez, “la exportación de vacunos en pie está operando muy fuertemente y de hecho están comprando terneros a futuro. A eso se suma que la industria frigorífica está operando para llenar sus corrales de engorde. Eso hace que por el clima y por la oferta, por la exportación de vacunos en pie, los valores no tiendan a bajar y si el precio del ganado gordo baja, nuestro negocio está bastante comprometido”, dijo sin rodeos el secretario ejecutivo de Aupcin.

Para esta Asociación Civil sin fines de lucro cuyo objetivo es defender, promover y fomentar la producción, comercialización y distribución de todo tipo de animales criados con métodos de engorde intensivo (Feedlot), aún resulta difícil tener una estimación primaria del porcentaje de ganado que podrían dejar de engordar este año los corrales. “Son muy recientes los cambios, pero es difícil que se engorde la misma cantidad de animales que el año pasado si todo sigue como hasta ahora”, aclaró Ferrés.

El año pasado, a  nivel país,  se terminaron más de 300.000 vacunos en corrales de engorde. En el caso de Aupcin se van a terminar unos 44.000 vacunos, porque el ejercicio termina en junio.

La carne de esos animales  es exportada a destinos de alto valor y nichos de mercado de elite debido a su elevada calidad. Gran parte de esos animales fueron faenados para cumplir con la cuota 481 -cupo de alta calidad con la Unión Europea para carne de vacunos jóvenes terminados a granos durante los últimos 100 días previos a la faena- y en los últimos años Uruguay viene exportando más carne dentro de este cupo que dentro del cupo Hilton, destinado a anímale terminados a pasto.

Ferrés recordó que los corrales de engorde “están frente a un año de gran incertidumbre donde de alguna manera, hay que tener mucha cautela porque los factores de producción tienden a complicarse”. Por otro lado,  habrá que ver cómo la industria frigorífica se mueve frente a estos nuevos factores, pero en el marco de un mercado mundial donde la demanda supera la producción.

Rurales EL PAIS